Enlaces accesibilidad

El centro cultural Niemeyer se abre al mundo como un lugar para el diálogo entre culturas

  • Está en Avilés y es la primera obra de Óscar Niemeyer en España
  • El centro será un empujón para la economía y el turismo de la ciudad

Por
Informe Semanal - El efecto Niemeyer

El Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer de Avilés, la primera obra diseñada por el arquitecto brasileño que le da nombre que se construye en España, ha sido inaugurado como un espacio abierto al mundo que posibilite el diálogo entre las distintas culturas.

El centenario arquitecto ha intervenido en el acto institucional de inauguración a través de una carta que ha leído su nieto, Carlos Oscar Niemeyer, en la que expresaba su deseo de que el centro que lleva su nombre "permita un bello diálogo entre diferentes modos de comunicación artística y una interacción entre diversas culturas".

Niemeyer, nacido en Río de Janeiro en 1907, ha querido transmitir el agradecimiento por la culminación de su obra proyectada para Avilés, "realizada con el mayor cariño", y que le alegra por tratarse de su primer trabajo concebido para España.

"Una nación amiga que admiro en particular por su extraordinario legado artístico y literario", proseguía Niemeyer en su misiva, donde ha dejado constancia de su emoción "en este momento único" dentro su larga trayectoria como arquitecto.

Durante el acto institucional, el ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, ha expresado su convencimiento de que no ha sido una casualidad que Niemeyer haya elegido Asturias para ubicar esta obra, "porque en ningún otro lugar de Europa está mejor representado que aquí, en este pueblo, por su trabajo, solidaridad y esfuerzo".

Además, ha agradecido al presidente asturiano, Vicente Álvarez Areces, que dejará el cargo tras las próximas elecciones, su esfuerzo por poner en marcha una "joya arquitectónica" como el Niemeyer venciendo "resistencias territoriales" de "gente que no creía en esto".

Para Areces, al margen de un espacio arquitectónico "bellísimo", el Niemeyer es "una manera de situar a Asturias en la vanguardia cultural con la mayor apuesta que se ha hecho en muchísimos años en captar conocimiento" y ha agradecido las palabras de Jaúregui antes de despedirse con un "hasta siempre" de los invitados al acto.

Un empujón para el turismo en Asturias

Para el abogado y patrono de la Fundación que gestionará el centro, Antonio Garrigues, el Niemeyer es "un imposible convertido en realidad" y ha pedido que dé cabida a culturas hasta ahora poco conocidas, pero muy pujantes, como la china, la japonesa o la india.

Según el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, su puesta en funcionamiento generará "un Avilés nuevo, por todo lo que va a suponer para el turismo, la economía y la identidad de la ciudad", que sufrió en las últimas décadas las consecuencias de la dura reconversión del sector siderúrgico.

La alcaldesa de Avilés, Pilar Varela, ha mostrado su gratitud a la figura de Óscar Niemeyer, que cedió el diseño como agradecimiento a la Fundación Príncipe de Asturias por la concesión del galardón de las Artes, otorgado en 1989, y se ha referido a él como "compañero en el arduo viaje de dar sentido a la vida y a las ciudades".

En nombre de los artistas que actuarán en el inicio de la programación cultural del nuevo cultural, la bailarina María Pagés se ha referido a la coreografía que ha creado inspirada en la obra y la vida de Niemeyer, del que ha dicho que se ha "enamorado" y ha resaltado que este complejo "es reflejo fiel de su personalidad".

La interpretación del himno de Asturias por la banda de gaitas de Avilés, mientras la pared del fondo del escenario se iba elevando lentamente permitiendo la visualización de plaza, la cúpula y la torre mirador, ha sido el colofón del acto inaugural de este proyecto que ha tenido un coste de 44 millones de euros.

Noticias

anterior siguiente