Enlaces accesibilidad

Salgado insiste en que las necesidades de capital son de 20.000 millones tras la rebaja de Moody's

  • La agencia de calificación las eleva a 50.000, o 120.000 si hay crisis grave
  • Esta tarde el Banco de España dará la cifra exacta "entidad por entidad"
  • Zapatero señala que es el supervisor bancario "quien tiene la veracidad"

Por
Salgado cifra en 20.000 millones las necesidades de las cajas

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, insiste en que las necesidades de capital de las entidades financieras españolas "se mantienen" en los 20.000 millones de euros cifrados tanto por el Ejecutivo como por el Banco de España. Salgado hacía esta consideración en los pasillos del Congreso después de que la agencia de medición de riesgos Moody's rebajase la calificación de la deuda soberana española de Aa1 a Aa2, con perspectiva negativa, debido al alto coste de la reestructuración del sistema financiero.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha señalado que espera que el Banco de España despeje esta tarde las dudas que las agencias de calificación y los mercados puedan tener sobre el sistema financiero español, cuyo proceso de reforzamiento se está haciendo, según él, "razonablemente bien".

Zapatero ha dicho a los periodistas que si bien hubiera sido preferible que Moody's no hubiera rebajado la calificación de la deuda española, es el supervisor bancario el que tiene "la información, la credibilidad y la veracidad" de la situación real de las entidades financieras.

En su nota, Moody's indica que los costes de la reestructuración del sistema financiero serán mayores de lo previsto y los cifra en 50.000 millones o hasta 120.000 en un contexto de crisis grave.

Cifra exacta "entidad por entidad"

En este sentido, Salgado se ha mostrado contraria a la argumentación de la agencia y asegura que esta tarde el Banco de España dará a conocer "entidad por entidad" la necesidad de capital de cada una de ellas.

La agencia debería haber esperado hasta esta tarde

Así, indica que "la agencia debía haber esperado hasta esta tarde" para conocer estas cifras que "se mantienen". "Hay que esperar unas horas", dijo la vicepresidenta.

La agencia se justifica explicando que no querían influir en el mercado. La analista senior para España de Moody's, Kathrin Muehlbronner señala que la semana que viene el Tesoro celebra dos emisiones de deuda, que podrían acusar la rebaja. En cualquier caso, elegir el momento adecuado para un anuncio de este tipo "es complicado", aunque la analista asegura que no podían retrasarlo mucho más tiempo.

La prima de riesgo de la deuda española ha acusado la rebaja y ha repuntado hasta 229 puntos básicos en esta sesión.

Salgado reconoce que "hay que hacer un esfuerzo para mantener el déficit y controlarlo". El Congreso de los Diputados convalidará previsiblemente esta mañana el real decreto-ley de reforzamiento del sistema financiero.

El Tesoro teme un repunte de la deuda

La directora general del Tesoro, Soledad Núñez, ha admitido que la rebaja del rating a España por parte de Moody's puede suponer un repunte del coste de la deuda en futuras emisiones del Tesoro, que luego podría ajustarse con el tiempo, aunque habrá que esperar unos días para ver sus efectos.

Núñez se ha mostrado sorprendida ante la decisión de la agencia de rebajar la nota horas antes de que el Banco de España publique las necesidades de capital y adelantándose unos días a la fecha que había fijado para tomar su decisión.

En su opinión, podría responder a una estrategia con la que Moody's pretendería maximizar el impacto de su informe y obviar la reacción del Banco de España que es la institución que realmente tiene la información objetiva sobre las necesidades de capital.

Moody's puso en vigilancia negativa el rating de España en diciembre por las dudas que generaba la capacidad de financiación del Tesoro, el proceso de consolidación fiscal y la posibilidad de que las necesidades de capital del sistema financiero fueran mayores que las previstas.

Evolución positiva

Núñez destaca que la evolución de estos tres factores ha sido "más bien positiva". El Tesoro se ha financiado sin problema en los últimos tres meses, se ha cumplido con la consolidación fiscal y en cuanto a las necesidades de capital, Moody's ha pasado de cifrarlas en 17.000 millones en diciembre a elevarlas hasta 50.000 millones, con unas razones que no explican el cambio.

En una situación más estresada las necesidades podrían llegar a situarse entre 110.000 millones y 120.000 millones, aunque la agencia ha obviado los  supuestos que harían llegar a esta situación, según Núñez.

Preguntada por si la rebaja de Moody's puede suponer nuevas rebajas de rating por parte de otras agencias de calificación como Standard & Poors o Fitch, la directora del Tesoro se ha limitado a decir que no todas las agencias hacen el mismo análisis, por lo que lo que haga una no tiene que afectar a la otra.

Noticias

anterior siguiente