Enlaces accesibilidad

Moody's rebaja la nota a España un escalón hasta Aa2 y abre la puerta a más recortes

  • Explica la rebaja por el coste de reestructuración del sistema financiero
  • Las perspectivas de crecimiento a medio plazo son "moderadas"

Por
La agencia Moodys ha rebajado un escalón la calificación de la deuda española

Las notas de las agencias

La triple AAA es el símbolo de los mejores productos, aquellos con los que el inversor tiene la plena seguridad de que recuperará su inversión.

Si las agencias consideran que hay riesgo de que el emisor no pague, la nota se rebaja: AA, A, BBB, BB, B, CCC... hasta la D (con múltiples escalones intermedios, indicados por los símbolos + y -). El límite crítico lo marca la nota BBB: por debajo de esa nota, se considera que se trata de un producto especulativo, es decir, bonos basura.

La agencia de calificación Moody's ha decidido rebajar un escalón la nota de la deuda soberana de España de Aa1 a Aa2, con perspectiva negativa lo que abre la puerta a futuros recortes. Moody's se muestra escéptica sobre la capacidad del Gobierno de mejorar las cuentas públicas del país.

Países europeos como Alemania, Holanda y Reino Unido que han tenido que destinar miles de millones millones a rescatar a sus entidades financieras conservan, sin embargo, la triple A, la nota de máxima solvencia de la agencia.

En una nota, la agencia explica que los costes de la reestructuración del sistema financiero serán mayores de lo previsto y provocarán un aumento del déficit. Economía estima las necesidades de financiación en 20.000 millones de euros, pero Moody's eleva este calculo hasta 40.000 ó 50.000 millones, y en un contexto de de grave crisis, hasta 110.000 ó 120.000 millones.

Además, señala que el Gobierno tiene un control limitado sobre las comunidades autónomas, y recuerda que la recuperación de la economía española presenta perspectivas "sólo moderadas" de crecimiento a medio plazo.

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, y la directora del Tesoro, Soledad Núñez, han criticado el momento elegido por Moody's para rebajar la nota, justo unas horas antes de que el Banco de España cifre "entidad por entidad" las necesidades de capital.

La agencia se justifica explicando que no querían influir en el mercado. La analista senior para España de Moody's, Kathrin Muehlbronner señala que la semana que viene el Tesoro español celebra dos emisiones de deuda, que podrían acusar la rebaja aplicada este miércoles. En cualquier caso, indica Muehlbronner, elegir el momento adecuado para un anuncio de este tipo "es complicado", aunque asegura que no podían retrasarlo mucho más tiempo.

Valora las reformas

No obstante, la agencia reconoce el esfuerzo del Gobierno para mitigar las debilidades de la economía española, como la reforma de las pensiones o del mercado de trabajo, lo que explica que la rebaja no haya sido de más de un escalón.

También reconoce que la deuda española es sostenible y descarta que España tenga que acudir al fondo de rescate que la zona del euro ha creado para proporcionar liquidez a países con problemas.

Por lo que respecta a la perspectiva negativa, la nota explica que obedece al riesgo de que la recuperación de la economía española "se tuerza", dada su gran vulnerabilidad a las turbulencias del mercado por sus enormes necesidades de financiación, no sólo para hacer frente a vencimientos de deuda soberana sino para financiar a las comunidades autónomas y a los bancos.

Rebaja también del FROB

Asimismo, Moody's ha rebajado la calificación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) de Aa1 a Aa2 también con perspectiva negativa, dado que la liquidez de ese fondo depende enteramente del estado español.

Las obligaciones y los depósitos españoles no están afectados, prosigue la nota, por la rebaja, y mantiene la nota de Aaa, la más alta que aplica Moody's y en línea con la calificación conjunta de la zona del euro.

La nueva calificación, la tercera más alta que aplica Moody's, supone una calidad buena, media-alta, de la deuda española, con una moderada sensibilidad a un entorno adverso. Sin embargo, la prima de riesgo de la deuda española ha acusado el golpe y ha subido a 229 puntos básicos el diferencial con el bono alemán, desde los 222 con los que cerró el miércoles.

En septiembre de 2010 Moody's retiró a la deuda española la máxima calificación AAA que mantenía, y en diciembre advirtió sobre una nueva revisión a la baja dadas las "altas necesidades de refinanciación".

Las otras dos agencias de medición de riesgos, Standard and Poor's (S&P) y Fitch, también retiraron su máxima calificación a la deuda española a largo plazo, en abril y mayo, respectivamente.

Noticias

anterior siguiente