Enlaces accesibilidad

La Cruz Roja se prepara para "lo peor" en la "guerra civil" libia

  • Ha calificado la crisis de "conflicto armado no internacional"
  • Considera que los combates se intensificarán y aumentarán las víctimas

Ver también: Especial  Revueltas en Libia

Por

El presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Jakob Kellenberger, ha reconocido que en Libia hay una guerra civil y ha revelado que, a pesar de que el número de heridos atendidos en los hospitales no deja de aumentar, "se prepara para lo peor".

Kelleberg ha sostenido que para su institución, que tiene la mayor presencia humanitaria internacional en el este del país, en Libia hay "un conflicto armado no internacional" y ha asegurado que para ellos la "primera prioridad" es acceder a la zona controlada por el régimen de Muamar al Gadafi.

Su personal se ha instalado principalmente en Bengasi, bastión de la rebelión, donde tiene 26 colaboradores extranjeros (sobre todo personal médico) y un medio centenar de empleados locales.

"No sabemos cuáles son las necesidades humanas en el área controlada desde Trípoli", ha señalado.

Ciudades sin asistencia médica

También ha revelado que tuvo contacto con "personas muy cercanas al poder" en Libia con el fin de que sus colaboradores puedan atender a la población civil presa del conflicto en la capital, sus alrededores y la zona oeste del país en general.

Sin embargo, desde el entorno de Gadafi se le respondió que "todos los hospitales funcionan perfectamente" y que "no hay necesidad de ayuda exterior".

El número de heridos no deja de aumentar

El responsable del CICR ha reiterado que la situación se agrava en Libia y ha explicado que "no estamos dramatizando. Vemos una dinámica y un incremento de heridos que llegan a los hospitales, y debemos prepararnos para un aumento (de víctimas). Este es el mensaje que queremos difundir".

El problema de los refugiados

Para Kelleberg, la manera en que se desarrolla el conflicto hace pensar que puede haber un importante flujo de refugiados libios que intentarán huir del país, así como de desplazados internos.

El coordinador de la misión de Naciones Unidas para Libia, Rashid Jalikov, ha cifrado el número de refugiados que han huido de Libia en 200.000 y ha estimado que podría haber hasta 600.000 desplazados en el interior del país.

Jalikov ha citado datos de la Organización Internacional para las Migraciones y ha revelado que hasta el miércoles 134.046 refugiados habían cruzado la frontera de Libia con Túnez, 104.637 personas habían salido de Libia por Egipto, 6.708 habían optado por hacerlo por Argelia y 2.205 por Níger.

"Esta situación es muy diferente de otras crisis de refugiados", ha subrayado Jalikov, que ha aclarado que la mayoría de los desplazados son "hombres trabajadores, jóvenes y en buena forma física", mientras que en otras ocasiones son "mujeres y niños exhaustos después de haber caminado durante días para llegar a la frontera".

La situación de los arrestados

Kellenberger ha afirmado que también hay preocupación por las personas detenidas en el conflicto y que las fuerzas que controlan una parte del este del país les han permitido acceder a entre 60 y 80 personas que han capturado. Además, ha recordado que todas las partes del conflicto están obligadas a respetar los principios del derecho humanitario internacional.

"Esperamos que los responsables de los enfrentamientos entiendan lo que significan esas reglas y su violación", ha sostenido

Ha mencionado la obligación de respetar la distinción entre civiles y combatientes, de únicamente atacar objetivos militares y de proteger a la población civil. 

Noticias

anterior siguiente