Enlaces accesibilidad

Al menos 13 personas han muerto en un rebrote de la violencia religiosa en El Cairo

  • Musulmanes y coptos se han enfrentado este lunes y martes
  • También han resultado heridas 140 personas en los enfrentamientos
  • El incendio de una iglesia el pasado viernes ha recrudecido las tensiones

Por
Miles de cristianos se manifiestan en Egipto ante el edificio de la Televisión Egipcia para protestar por la quema de una iglesia el pasado viernes REUTERS REUTERS/Amr Abdallah Dalsh

Al menos 13 personas han muerto y otras 140 han resultado heridas en El Cairo tras varios enfrentamientos entre musulmanes y cristianos, cuatro días después de que el incendio de una iglesia copta en el barrio de Heluan, en el sur de la capital reavivara las tensiones entre ambas confesiones.

Los disturbios, que tuvieron que ser apaciaguados por militares y policías, se han registrado en el sector de Moqatam, en el este de la capital egipcia, después de que grupos de cristianos cortaran una autopista en una nueva jornada de protestas por el incendio de la iglesia.

Estos incidentes, que rescatan las convulsiones vividas tras el atentado contra una iglesia en Nochevieja, se producen en medio de la delicada transición post-Mubarak.

Según la agencia oficial MENA, que cita al jefe de Emergencias del Ministerio de Salud, Sharif Zamel, la cifra de muertos y heridos fue recopilada en distintos hospitales donde fueron atendidas las víctimas de esos choques.

Tercer día de manifestaciones coptas

Los decesos se han conocido este martes, aunque los enfrentamientos empezaron la noche del lunes, cuando decenas de salafistas (una corriente radical musulmán) atacaron a los residentes de este barrio cristiano, según testimonios recogidos por AFP.

Fuentes oficiales de los servicios de seguridad han informado a la misma agencia de que las dos comunidades se enfrentaron con piedras, aunque el Ejército logró dispersarlos. Pero no sólo hubo pedradas. También cócteles molotov y algunos disparos.

Entretanto, cerca de 2.000 cristianos egipcios se han manifestado este martes por tercer día consecutivo frente al edificio de la televisión estatal para protestar por el incendio de una iglesia registrado el pasado viernes en una localidad Atfeeh, al sur de El Cairo.

El detonante de este incidente se encuentra en una trágica historia sentimental entre una cristiana y un musulmán, que terminó con la muerte de dos miembros de la familia musulmana enfrentados entre ellos. A la salida de sus funerales, un grupo de musulmanes radicales quemaron una Iglesia copta.

La mayor minoría religiosa

Los coptos, denominación con la que se cataloga a los cristianos egipcios ya sean católicos, ortodoxos o evangélicos, representan entre el 6 y el 10 % de la población del país. Tradicionalmente han mantenido tensiones con algunas comunidades musulmanas y afirman ser víctimas de discriminación y acoso.

Por su parte, el grupo islámico Hermanos Musulmanes, la principal fuerza opositora del país, ha rechazado "los últimos sucesos sectarios" y ha culpado de ellos a los remanentes del régimen de Hosni Mubarak, que renunció al poder el pasado 11 de febrero.

Noticias

anterior siguiente