Enlaces accesibilidad

La confianza de los consumidores subió 2,7 puntos en febrero, por la mejor percepción actual

  • La confianza sube por segundo mes consecutivo 
  • Empeora la percepción de la economía doméstica

Por
Evolución de la confianza del consumidor
Evolución de la confianza del consumidor. ICO

El ICC-ICO

El ICC-ICO, y sus dos componentes de situación actual y expectativas, pueden tomar valores que oscilan entre 0 y 200; una lectura por encima de 100 indica una percepción favorable/optimista de los consumidores acerca de las preguntas planteadas y por debajo de 100 una percepción negativa/pesimista.

La confianza de los consumidores subió en febrero por segundo mes consecutivo hasta 73,4 puntos, el valor más alto desde el pasado agosto, como consecuencia de la mejor percepción de la situación económica, así como de las expectativas para los próximos seis meses.

El Indicador de Confianza del Consumidor (ICC), que elabora el Instituto de Crédito Oficial (ICO), subió en febrero 2,7 puntos y se situó en 73,4 puntos, por encima de los 70,7 del mes anterior y de los 71,1 de febrero de 2010.

El ICO elabora el Indicador de Confianza a partir de una encuesta a 1.000 ciudadanos, a los que se les pide valorar como "mejor" o "peor" la situación de su economía familiar, la economía española y el empleo respecto a la que existía seis meses antes, así como sus expectativas para los próximos seis meses sobre estas tres mismas cuestiones.

Confianza en la economía y el empleo

Los componentes del indicador que más suben son los referidos a la economía general del país y al empleo, mientras que retroceden los que tienen que ver con la economía del hogar, si bien en términos generales los consumidores siguen contando con mejores expectativas respecto a su situación personal que a la del país.

La percepción de los consumidores sobre la situación actual ha mejorado levemente respecto a enero, pero más significativamente respecto al cierre de 2010, momento en el que bajó considerablemente por las presiones recibidas por la deuda española en los mercados internacionales.

Mejores expectativas que en enero

Las expectativas sobre la evolución económica para los próximos seis meses son mucho más optimistas que en enero, si bien siguen estando más bajas que un año antes.

Por el contrario, ha empeorado tanto la impresión actual como las perspectivas de futuro que los consumidores tienen sobre su economía doméstica, aunque se mantienen en un nivel elevado.

Se produce por tanto, según señala el ICO, una cierta convergencia entre los tres aspectos sobre los que se pregunta a los consumidores, que estaban demasiado alejados debido a un exceso de pesimismo en los asuntos más globales (economía y empleo), que no se manifestaba en los más cercanos y conocidos (situación del hogar).

La subida de precios no perdurará

Por otra parte, los consumidores han reducido sus expectativas sobre el incremento de precios, con lo que se puede interpretar que no esperan que la actual escalada inflacionista perdure en el tiempo.

Por el contrario, ha aumentado levemente la expectativa de subida de los tipos de interés, lo que refleja que los consumidores no son ajenos a las subidas del euríbor, el indicador más utilizado para el cálculo de hipotecas, que cerró febrero en el 1,714% frente al 1,550% del mes anterior.

Dentro del indicador general de confianza, el indicador parcial que se refiere a la situación actual subió 0,7 puntos respecto a enero y se situó en 48,3 puntos, debido a la subida de la valoración de la economía española en 2,8 puntos y del empleo en 2,7 puntos, mientras que la de la situación del hogar bajó 3,4 puntos.

El indicador parcial de expectativas subió 4,7 puntos y se situó en 98,5 puntos, como consecuencia de la mejora de las perspectivas futuras de la economía del país en 8,2 puntos y del empleo en 6,6 puntos y a pesar del descenso de las referidas a la economía doméstica en 0,7 puntos.

Noticias

anterior siguiente