Anterior La muerte de un adolescente a manos de la Policía paraliza la guerra contra las drogas de Duterte Siguiente Las autoridades belgas preguntaron a las españolas por el imán de Ripoll y no constaban antecedentes Arriba Ir arriba
Gadafi dice que no cederá y que la situación puede ser una carnicería

Gadafi se aferra al poder e insta a su partidarios a "limpiar casa por casa" para matar la revuelta

  • El líder libio pide a sus partidarios que salgan a defender la revolución

  • Pese a los centenares de víctimas, dice que aún no ha usado la violencia

  • Amenaza con penas de muerte a todos los que se ha levantado

  • Evoca el precedente de Tiananmen y arremete contra los jóvenes

  • Habla de medios "al servicio del diablo" y de intrusión extranjera

|

"No me voy a ir de aquí, voy a morir como un mártir". Con estas palabras retadoras y desafiantes Muamar Gadafi ha aparecido en un discurso ante la plaza verde de Trípoli tras una semana de protestas, en las que ha llamado a sus partidarios a salir a "limpiar casa por casa" para acabar con sus opositores.

"Gadafi no tiene ningún cargo, no es un presidente, es el líder de la revolución y la revolución es el sacrificio continuo", ha proclamado a voz en grito en una alocución retransmitida por la televisión estatal libia, en la que con frecuencia se ha referido a sí mismo en tercera persona.

En efecto, el coronel Gadafi declaró en el año 1977 la 'jamahiriya' - que se definió como un 'estado de masas' que gobierna a través de una serie de comités populares-  en la que se solo se adjudicaba el título etéreo de 'Guía de la Revolución'.

"Yo soy la gloria, si tuviera un cargo les habría echado la dimisión en vuestra cara pero yo no tengo un cargo, así que voy a seguir luchando", ha añadido ante sus partidarios, a los que ha instado a salir a la calle el próximo miércoles para retomar el poder si le "aman".

Luchar contra las "ratas"

"Tenéis que salir a la calle para echar a las ratas", ha asegurado en referencia a los que se han levantado contra él, que ha reducido a "bandas que no representan a nadie ni a una parte ínfima del pueblo libio".

"Tenéis que ser valientes, sois millones, ellos son miles, tenéis que perseguirlos por las calles", ha declarado instando claramente al enfrentamiento civil.

Por este motivo, aunque ha asegurado que aún no le ha dado para utilizar la fuerza -pese a que han muerto centenares de personas a manos del ejército según las ONG de derechos humanos- ha advertido que a partir de ahora la usará "en función de las leyes internacionales y las leyes libias" y que hará a la Policía y al Ejército que las hagan cumplir.

Amenazas contra los opositores

Con el código penal libio en la mano, Gadafi ha detallado los cargos por los que los rebeldes serán ejecutados.

"¿Queréis que Libia sea un nuevo Somalia? Pues eso es lo que vais a tener si no controláis la situación", ha subrayado tras comparar un posible estado dominado por los opositores con "Afganistán" dirigido por "Bin Laden".

En unas palabras de resonancias siniestras, Gadafi ha relatado otros episodios en los que países como China, Rusia o Estados Unidos usaron la fuerza contra "terroristas" y para "conservar la unidad del país" y ha considerado que esos actos estaban justificados.

"Ahora ha pasado lo mismo, un grupúsculo ha ocupado la ciudad de Bengasi", ha dicho en referencia a la segunda ciudad del país, tomada por los manifestantes.

"Nadie puede permitir que su país se convierta en el hazmerreír de todo el mundo", ha añadido tras recordar lo ocurrido en Tiananmen o Faluja (Irak), en el que cientos de inocentes murieron a manos de tanques o militares.

Contra los jóvenes

El líder libio también ha tenido palabras para los jóvenes que han liderado las protestas, a los que ha calificado de "generación de la ira" y ha pedido a sus padres que hagan que se queden en casa y superen la influencia de Egipto y Túnez.

Además, Gadafi se ha referido especialmente a la cobertura que los medios de comunicación han dado a las revueltas en su país, que considera que están "trabajando para el diablo" y que dan a posta una imagen distorsionada de la realidad.

Finalmente, el líder libio ha recordado todos sus logros en su lucha contra Estados Unidos y ha puesto como ejemplo el lugar mismo en el que estaba dando el discurso, acompañado por una escultura de una mano gigante apretando un caza americano.

"¿Cuándo cayeron estas bombas de 170 aviones donde estabais vosotros? ¿Estabais apoyando a los EE.UU.? Esta es la gloria que nunca va a abandonar Libia", ha recordado tras reprocharle a los jóvenes de su país no conocer su historia.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente