Enlaces accesibilidad

Dos astronautas "pisan" Marte por primera vez

  • Han simulado un viaje a Marte que ha durado 255 días
  • Los astronautas realizarán dos paseos más y un ensayo de lluvia de meteoritos

Por
Dos astronautas simulan la llegada a Marte

Con el corazón en un puño han abierto la escotilla y han salido del módulo presurizado. Con sendos trajes espaciales del mismo color que el rojizo suelo, el astronauta ruso Aleksándr Smoleievski y el italiano Diego Urbina han pisado la 'superficie' de Marte. Es uno de los momentos más gloriosos e importantes de la historia de la humanidad.

Durante una hora y doce minutos los dos marsonautas han paseado sobre el terreno polvoriento y rojizo del cráter Gusev, el lecho de un antiguo lago y uno de los lugares del planeta más interesantes para los científicos.

Han recogido muestras, medido parámetros físicos y químicos y han manejado un robot que les ha ayudado a explorar. Mientras, el chino Wáng Yuè se ha quedado haciendo las labores propias en el módulo de aterrizaje.

Condiciones adaptadas a la Tierra

Este paseo por Marte es ficticio. Los astronautas que protagonizan esta historia forman parte de un experimento de la NASA, el Mars 500. Es una especie de ensayo general, en el que diseñado para que conocer los efectos de un viaje tan largo (un año y medio) sobre la salud mental y física de los astronautas.

Pase lo que pase en el viaje real, probablemente valga la pena: "Hoy, mirando el paisaje rojo he podido sentir lo tremendamente inspirador que será mirar a través de los ojos del primer humano que pise de verdad Marte", ha declarado con emoción Diego Urbina al terminar el paseo marciano.

He sentido lo inspirador que será mirar a través de los ojos del primer humano que pise de verdad Marte

En este falso paseo, los trajes rusos Orlan están modificados para adaptarse a las condiciones terrestres. Por eso la escafandra pesa 30 kilos, mucho menos de lo que pesaría en el viaje real donde las condiciones serían de ingravidez.

El lugar por el que han paseado es un terrario de 10 m x 6 m diseñado para la ocasión. Y el terreno que han pisado es una reproducción del suelo marciano, que los científicos han fabricado basándose en los datos proporcionados por el rover Spirit, que aterrizó en ese punto de Marte en 2004 y estudió exhaustivamente durante meses.

Este ha sido el primero de tres paseos. El próximo será el 18 de febrero. En el siguiente, Yue pondrá por primera vez el pie en el planeta rojo junto a Aleksándr, que repite. El día 22 de nuevo estudiarán la superficie marciana Diego y el ruso, que estará presente en las tres salidas.

Ensayos bajo condiciones extremas

No solo tomarán datos y muestras, también realizarán una maniobra de salida de emergencia de la nave bajo una lluvia de meteoritos y una tormenta de arena mientras están paseando por el planeta.

El 23 cargarán el módulo de aterrizaje con deshechos y equipos que ya no volverán a necesitar y lo abandonarán en la órbita de Marte. Viajarán hasta la plataforma orbital y una vez atracados esperarán tres días en cuarentena antes de reabrir las escotillas y entrar de nuevo en contacto con sus compañeros.

Los marsonautas están en el ecuador del viaje. Han tardado en llegar al planeta rojo 255 días. Subieron a la nave el 3 de junio de 2010, ocho meses después, el 8 de febrero, llegaron a Marte.

Subieron a la nave el 3 de junio de 2010, ocho meses después, el 8 de febrero, llegaron a Marte

El día 12 la tripulación compuesta por seis miembros se dividió en dos. Aleksándr, Diego y Wáng se encerraron en el módulo EU-50, de 6.3 m x 6.17 m y que simula la nave de descenso marciana.

Los tres miembros restantes Alexéi Sitev, jefe de la expedición; Sujrob Kamolov, médico; y el ingeniero francés Romain Charles se han quedado en la nave principal, donde llevan aislados meses.

Simulación en Moscú

Esta nave virtual está situada en el Instituto de Problemas Biomédicos de Moscú. No supera los 200 metros cuadrados. Son módulos metálicos conectados por estrechos pasillos.

En este espacio se reparten las habitaciones personales (de 3 m x 2 m) con cama, mesa y armario, retrete y una ducha, que solo pueden usar una vez cada diez días.Y tres módulos comunes: la cocina, el área médica y el laboratorio.

Estar tanto tiempo aislado en un lugar pequeño, lejos de los seres queridos y realizando una misión pionera supone una presión psicológica enorme

Tanto es así que pueden salir a relucir comportamientos inadecuados entre los astronautas, algo que puede poner en peligro la vida de otros y el éxito de una de los proyectos más ambiciosos de la humanidad.

Supone una presión psicológica enorme y pueden salir a relucir comportamientos inadecuados

Precisamente para evaluar los efectos del aislamiento sobre la salud mental de la tripulación, así como averiguar la mejor combinación de personalidades para formar la tripulación, está diseñado el experimento Mars 500, apodado como 'Gran Hermano espacial'.

Además del aspecto psicológico, los científicos estudiarán cuáles son los posibles efectos de un viaje tan largo sobre el organismo de los astronautas, como variaciones en los niveles de hormonas, el sistema inmunitario o trastornos de sueño.

El día 2 de marzo, una vez reagrupados, encenderán los motores virtuales de la nave principal y juntos partirán rumbo a casa. Tardarán 240 días. En total la tripulación estará 520 días fuera de la Tierra. Y cuando estén a punto de llegar a casa, pasarán otro momento crítico, cruzar la atmósfera y caer en el océano.

Noticias

anterior siguiente