Enlaces accesibilidad

Los pro Mubarak desatan la caza al periodista extranjero para tomar la plaza Tahrir sin testigos

  • Varios periodistas han sido agredidos y otros detenidos por los pro-Mubarak
  • Los seis periodistas de TV3 han sido  liberados tras cinco horas retenidos
  • Rodean el hotel en el que se alojan los periodistas extranjeros
  • EE.UU. condena los hechos y pide la liberación inmediata de los periodistas
  • También han sido detenidos actividas de Amnistía y Human Right Watch
  • Toda la información en nuestro especial: Revueltas en Egipto

Por
Crece la violencia de las protestas en Egipto

"Lo que no quieren es que os mostremos lo que está pasando aquí y menos aún en la plaza Tahrir, que puede acabar como la de Tiananmen. No quieren que el mundo vea lo que va a pasar mañana allí".

Con estas palabras Rosa María Molló, la enviada especial de TVE a Egipto, resumía el nuevo paso dado por el régimen de Hosni Mubarak y sus partidarios, que han intensificado los ataques contra la prensa internacional para evitar que sea testigo de los graves enfrentamientos que se están produciendo entre los pro y anti Mubarak para tomar el control de la plaza Tahrir, epicentro de los diez días de protestas.

"La manifestación de mañana va a ser muy grande y no quieren que contemos eso", ha denunciado la periodista de TVE.

Estados Unidos ha instado a que el Gobierno egipcio deje tener como objetivo a periodistas que cubren los acontecimientos y ha pedido que cualquiera que haya sido detenido sea liberado.

La condena fue realizada por Robert Gibbs, portavoz de la Casa Blanca, y se produce poco después de que se conociese la detención por parte del ministerio de Interior de Egipto de doce periodistas en El Cairo, entre las que se encuentran la jefa y la fotógrafa de la delegación egipcia del diario Washington Post, Leila Fadel y Linda Davidson. Además, otros dos periodistas del New York también, que aún no se han podido indentificar, también han sido detenidos.

Liberados los periodistas de TV3

La Policía militar egipcia ha liberado este jueves a los seis profesionales de dos equipos del programa '30 minuts' deTelevisió de  Catalunya (TVC) tras cinco horas retenidos, según ha confirmado el director del programa, Eduard Sanjuán.

Los periodistas de la televisión autonómica catalana se encontraban rodando un capítulo del programa en el barrio popular de   Heliopolis de El Cairo con motivo de la revolución contra el presidente, Hosni Mubarak, cuando se ha montado una manifestación bajo el edificio desde cuyo terrado grababan, y han acabado detenidos tras temer que serían "linchados".

Sanjuán ha relatado como han sido llevado a dependencias policiales y, mientras en un primer momento pensaban que los habían cogido para protegerlos, después han visto como han sido acusados de ser instigadores de la revuelta y espías, y a sus intérpretes, de "traidores a la patria".

Cerco al hotel

Seguidores armados del presidente han atacado y golpeado a la prensa y han tratado de destrozar sus equipos mientras hombres que los manifestantes identifican como policías de paisano han cerrado los puestos desde los que los medios de comunicación informan sobre lo que está ocurriendo en la plaza.

Los partidarios del presidente egipcio han rodeado el hotel Ramsés Hilton, en el centro de El Cairo, en busca de los corresponsales extranjeros que se alojan allí, según varios testigos.

Dos periodistas españoles que se encuentran en el hotel han informado de esta situación, mientras que la cadena de televisión qatarí Al Yazira había anunciado que grupos de matones habían irrumpido en el edificio, algo que no ha sido confirmado por los responsables del establecimiento.

"La prensa internacional se ha convertido en un objetivo. No podemos daros el nombre del hotel, no podemos filmar y no podemos hacer ningun tipo de entrevista dentro del recinto. Si hay alguna cámara se la quedan en recepción", ha detallado Érika Reija, la otra enviada especial de TVE a Egipto, que se encuentra en un hotel a unos 200 metros de la plaza Tahrir.

Y ha sido de ese hotel del que dos tanquetas del Ejército egipcio han evacuado a unos 30 periodistas extranjeros que se alojaban en el hotel Ramses Hilton, muy cerca de la céntrica plaza cairota de Tahrir, al hotel Marriott, en la isla de Zamalek, más alejado de los choques.

Agresiones a periodistas

Molló ha sido asaltada en un taxi cuando un grupo de personas detuvieron el vehículo en el que viajaba y la obligaron a salir. Al identificarse como periodista la han agradedido.

Rosa Molló, enviada de TVE a El Cairo: "Los periodistas no podemos trabajar"

Segun la informadora, "los periodistas no podemos trabajar, estamos secuestrados por los progubernamentales". Y es que los partidarios del presidente egipcio, Hosni Mubarak, no dudan en emplear la violencia contra los periodistas que se han desplazado hasta el país africano para informar de las revueltas que estallaron hace casi nueve días.

Así lo confirman también las denuncias del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) y Reporteros sin Fronteras (RSF).

La enviada de TVE explica que "la prensa permanece en los hoteles", de donde no pueden salir por temor a nuevas agresiones. Molló destaca también que ahora "el objetivo" de los partidarios de Mubarak es "quitarnos el pasaporte a los periodistas y agredirnos".

A mí y a mis compañeras se nos ha arrancado de los taxis

"A mí y a otras compañeras se nos ha, literalmente, arrancado de los taxis en los que íbamos y nos han quitado los pasaportes. A mí me ha ayudado el ejército pero yo no sé nada de mis compañeras".

Pero el caso de Molló no es el único entre los informadores españoles. El enviado especial del diario Público, Oscar Abukassem, también ha sido agredido en el ejercicio de su profesión.

Además,la enviada especial en Egipto de 'ABC' y Punto Radio, Laura Caro, y la de la cadena COPE, Beatriz Mesa, han sido llevadas a comisaría  cuando intentaban cubrir los enfrentamientos. Ambas  han sido posteriormente puestas en libertad.

Fuentes de la embajada española en El Cairo han confirmado que por lo menos cuatro periodistas de nuestro país han sido arrestados, pero dos de ellos quedaron libres después de varias horas, mientras se desconoce el paradero de los otros dos.

"Nadie puede poner un pie en la calle"

Desde el hotel Ramsés, la enviada especial de la cadena Cope, Beatriz Mesa, ha declarado a Efe teléfono que "nadie puede poner un pie en la calle".

"Las patrullas civiles que antes preservaban la seguridad son las que paran a los periodistas sistemáticamente delante del hotel" y no les dejan salir, agregó.

Mesa ha explicado que esta mañana las calles estaban repletas de brigadas civiles que detenían coches, sobre todo, taxis, y que en ocasiones, si los ocupantes eran periodistas, los llevaban a comisarías de policía.

Desde Reporteros Sin Fronteras apuntan que muchos periodistas extranjeros que cubren los enfrentamientos entre partidarios y opositores del presidente egipcio han sido objeto de violencia y han querido condenar el uso de la misma.

"Varios periodistas han sido directamente atacados por partidarios del Jefe de Estado y de agentes encubiertos. Fueron golpeados y sus equipos han sido robados", ha expresado Jean-François Julliard, secretario general de la asociación en un comunicado.

También contra las ONG

Por su parte, Amnistía Internaciona ha denunciado la detención de uno de sus representantes y otros defensores de los derechos humanos después de que la policía militar de ese país asumiese el control del centro Hisham Mubarak, dedicado a esa causa.

El colaborador de la ONG fue detenido en El Cairo junto a un representante de Human Rights Watch y otros activistas y trasladado a un lugar desconocido de la capital egipcia.

"Exigimos la inmediata liberación de nuestros colegas y quienes los acompañan para que puedan seguir observando la situación de los derechos humanos en Egipto en este momento crucial sin exponerse a hostigamiento o detención", ha declarado Salil Shetty, secretario general de AI.

Otros activistas continúan retenidos en el centro cairota de derechos humanos que ha sido ocupado por la policía militar, ha informado AI, según la cual se ignora de momento el paradero de los detenidos.

Noticias

anterior siguiente