Enlaces accesibilidad

Concurso de fotos de la vela espacial de la NASA

Por
Ciencia al cubo - Nanosail concurso de fotos - 02/02/11

Ciencia al cubo

El nacimiento de perritos fluorescentes, la muerte de una chimpancé calva, qué son las neuronas espejo, el origen de los ojos azules o por qué nos salen canas. De la mano de América Valenzuela, en 'Ciencia al Cubo' pueden escuchar las historias más variopintas sobre temas científicos de actualidad. Emisión en Radio 5: Lunes a jueves a las 15: 42; Sábados 09:22 / 17:52 / 21:06; Domingos 09:22 / 17:55

El pasado 20 de enero la NASA lanzó al espacio su primera vela solar, la Nanosail D. Estará durante 17 semanas orbitando la Tierra. Y luego, por atracción gravitatoria caerá hacia nosotros y se destruirá, arderá cuando choque con la atmósfera. Hasta que eso suceda, la agencia espacial estadounidense nos anima a hacerle fotos y con ellas participar en un concurso.

El concurso está abierto hasta que la vela solar se desintegre y se pueden enviar todo tipo de imágenes en las que salga de alguna manera la Nanosail D. Es decir, no se limita a fotos captadas con telescopios.

El primer premio es de 370 euros, el segundo de 220 y el tercero de 75. Más detalles sobre el concurso, un mapa donde pueden ver dónde se encuentra la vela en cada momento y el formulario que deben rellenar para enviar la instantánea lo pueden encontrar en la página web oficial.

La velas solares son extremadamente finas. De un grosor muy inferior a un pelo humano. Y son como velas de barcos. El concepto es el mismo, pero en vez de funcionar en el mar, funcionan en el espacio.

Su viento es la luz del sol. Porque aunque parezca mentira, esta luz ejerce presión en la superficie sobre la que incide. Cuando mucha luz golpea estas velas en un lugar sin rozamiento, como es el espacio, las empuja.

A la segunda va la vencida

Nanosail D está ahora navegando viento en popa en el espacio, pero la hazaña no ha salido así de bien a la primera. Este es el segundo intento de la NASA de poner una vela en el espacio. En 2008 lanzó otra nave a lomos de un cohete, que falló y nunca llegó a salir al espacio.

La nueva nave que ahora está orbitando, que es bastante pequeña, es un microsatélite (no supera el tamaño de una barra de pan) ha servido para probar el despliegue de la vela en el espacio, que es pequeña tiene unos 4,3 metros de diagonal.

Un paso por delante de los estadounidenses están los japoneses. Ellos desplegaron antes una vela solar, fueron los primeros de la historia, y tiene 20 metros de diagonal.

Sucedió en mayo de 2010. Y ahora mismo esta vela, combinada con un motor, empuja una nave japonesa, también bastante más grande que la estadounidense, que se llama Ikaros. Está viajando rumbo a Venus.

CIENCIA AL CUBO

Noticias

anterior siguiente