Enlaces accesibilidad

Mubarak disuelve el Gobierno para frenar la revuelta en Egipto

  • El presidente nombrará un nuevo Ejecutivo mañana
  • Ha prometido reformas y ha lamentado la pérdida de vidas humanas

Por
Mubarack nombrará un nuevo Gobierno tras las masivas manifestaciones

El presidente de Egipto, Hosni Mubarak, ha anunciado que ha disuelto el Gobierno y que mañana mismo nombrará un nuevo Ejecutivo, tras una jornada de manifestaciones masivas en contra de su régimen que ha obligado a decretar el toque de queda y a desplegar al Ejército para contener las protestas.

"He ordenado que renuncie el Gobierno y que sea formado mañana otro, para que adopte nuevas funciones", ha afirmado Mubarak en su primera intervención pública desde que estallaran las revueltas sociales que dejan una veintena de muertos y más de 1.000 heridos en todo el país.

En su discurso, el gobernante de 82 años ha asegurado que era consciente de las demandas de reformas políticas, sociales y económicas que han llevado a los ciudadanos a salir a la calle, pero ha insisitido en la necesidad de mantener la seguridad bajo control.

"Hay una línea muy estrecha entre la libertad y el caos", ha afirmado el presidente egipcio, que también ha prometido "reformas" de calado en todos los ámbitos.

"Soy consciente de las aspiraciones en favor de más democracia, de luchar contra el desempleo, contra la pobreza y contra la corrupción", ha afirmado Mubarak. "Pero los objetivos que se buscan no pueden ser logrados por la violencia, sino por el diálogo nacional y esfuerzos que unan a las partes".

El camino de la reforma es irreversible

"El camino de la reforma que hemos elegido es irreversible y no puede ir hacia atrás. Vamos a continuar con nuevas medidas que afirman el respeto a la independencia del poder judicial, que enfrenten el desempleo y que aumenten el nivel de vida", ha dicho el mandatario.

 "Nuestras decisiones y nuestras metas son las que determinarán nuestro destino y nuestro futuro", ha añadido. 

Defiende la la labor de las fuerzas de seguridad

El máximo dirigente egipcio ha lamentado "las vidas de inocentes que se han perdido", a la vez que ha defendido la labor de las fuerzas de seguridad.

Trabajaré día tras día por los egipcios, por los que sufren

"Trabajaré día tras día por los egipcios, por los que sufren", ha afirmado Mubarak, dejando claro que él no dimite, a pesar de que las protestas se han centrado en las últimas horas en pedir su renuncia. El líder egipcio, que lleva en el poder desde 1981, termina así con todo tipo de especulaciones sobre su futuro.

Además, ha hecho un llamamiento especial a los jóvenes "para trabajar por el interés de la gente". "Incendiando los bienes no se puede satisfacer las aspiraciones de la gente", ha añadido.

La oposición "insatisfecha"

Las reacciones al discurso del mandatario egipcio no se han hecho esperar y varios grupos de la oposición se han mostrado insatisfechos y han insistido en la necesidad de que el gobernante renuncie.

"El discurso de Mubarak no cumple con las aspiraciones del pueblo", ha señalado en un comunicado la Asamblea Nacional para el Cambio, liderada por el Premio Nobel de la Paz, El Baradei.

El discurso de Mubarak no cumple con las aspiraciones del pueblo

Según este grupo, creado hace un año para impuslar reformas electorales y políticas en el país, los egipcios deben persistir en las protestas que protagonizan desde el martes pasado, "hasta que se vaya Mubarak".

Otro partido de la oposición, el Ghad, liderado por el excandidato presidencial Ayman Nur, ha rechazado también el discurso y ha dicho que no se corresponden con las peticiones populares. "Lamentamos que él no haya entendido estas peticiones por un cambio", ha agregado el grupo político.

La cadena qatarí Al Yazira, por otra parte, ha recogido las declaraciones de Abdelmenam Abdelfatah, dirigente de los Hermanos Musulmanes, el principal grupo de la oposición, en las que ha dicho que Mubarak debe dejar el poder y ha pedido la ayuda del Ejército para mantener la seguridad.

Obama pide que se concreten las reformas

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha mantenido una conversación telefónica con Mubarak, en la que ha instado a su homólogo a tomar "pasos conretos" para consolidar las reformas políticas, sociales y económicas, en un momento que, según los expertos, es clave para la relación bilateral y para este socio árabe de Washington en la región.

"La violencia no resolverá los reclamos" que han surgido ante la ausencia de esas reformas,ha dicho Obama en un mensaje televisivo desde la Casa Blanca, poco después de hablar por teléfono con Mubarak, tras anunciar la disolución del Gobierno actual.

Obama pide a Mubarack pasos concretos hacias las reformas



En su mensaje, Obama ha señalado que el momento de crisis en Egipto "tiene que convertirse en un momento de promesa" para ese país, que afronta un estallido social desde el martes pasado.

Deben haber reformas que respondan a las aspiraciones del pueblo egipcio

"EEUU tiene una estrecha alianza con Egipto y hemos cooperado en muchos asuntos, pero también hemos sido claros en que deben haber reformas que respondan a las aspiraciones del pueblo egipcio", ha enfatizado.

La Casa Blanca dejó este viernes que si continúa la represión de las protestas, evaluará la ayuda económica y militar que da a Egipto, que asciende a unos 1.500 millones de dólares anuales.

La "madre" de todas las manifestaciones

Los enfrentamientos entre policías y manifestantes en varias ciudades egipcias han alcanzado su punto álgido este viernes, cuando el Gobierno se ha visto obligado a decretar el toque de queda y a desplegar al Ejército para contener las mayores protestas en los 30 años del régimen de Mubarak.

Protestas violentas en el Viernes de la Ira

Según el último balance médico, al menos 29 personas han muerto en los disturbios en las ciudades de El Cairo y Suez y hay más de 1.000 heridos.

Los manifestantes han incendiado la sede del gobernante Partido Nacional Democrático en la capital y han asediado la sede de la televisión pública y del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Incendiada la sede del partido de Mubarak en El Cairo

El incendio del edificio del PND amenaza al Museo Nacional de El Cairo, donde se conservan auténticos tesoros arqueológicos, entre ellos valiosos restos faraónicos.

Noticias

anterior siguiente