Anterior Casi 30 muertos y miles de afectados por las inundaciones en Birmania Siguiente Mueren ahogadas cuatro personas subsaharianas mientras trataban de llegar a nado a Ceuta Arriba
Malik Mumtaz Hussain Qadri, en el momento de ser arrestado tras asesinar al gobernador
Malik Mumtaz Hussain Qadri, en el momento de ser arrestado tras asesinar al gobernador

Benedicto XVI:"Es urgente acabar con la ley de la blasfemia en Pakistán"

  • Ha declarado que lo mató tras asistir a un encuentro religioso

  • El gobernador había sido acusado de blasfemar

|

El Papa Benedicto XVI ha instado este lunes a Pakistán a revocar su ley contra la blasfemia, alegando que la ley sirve de pretexto para la violencia contra las minorías religiosas como los cristianos en países de mayoría musulmana.

En su discurso anual a los diplomáticos, dedicado este año casi exclusivamente a la libertad religiosa, también ha manifestado que los gobiernos de Medio Oriente deben proteger a la minoría cristiana, después de los ataques con bombas contra iglesias en Egipto e Irak.

Por otro lado, este mismo lunes, el presunto asesino del gobernador de la provincia oriental de Punyab, Salman Tasir, ha confesado este lunes ante un tribunal paquistaní la autoría del atentado cometido la semana pasada en el centro de Islamabad.

Malik Mumtaz Hussain Qadri ha admitido ante un tribunal en Rawalpindi, cerca de la capital paquistaní, que mató a Tasir después de haber asistido a un encuentro religioso en el que un clérigo acusó al líder político de blasfemar, según informan los medios del país surasiático.

Enemigo y héroe

Qadri, guardaespaldas de Tasir, asesinó a disparos al político en el céntrico mercado de Kohsar el pasado 4 de enero, tras lo cual se entregó a la Policía.

El gobernador era muy criticado por los clérigos integristas por su oposición a la ley antiblasfemia de Pakistán y su apoyo a la campesina cristiana Asia Bibi, condenada a muerte bajo esta norma.

Numerosos grupos islamistas radicales aplaudieron el homicidio, al tiempo que muchos otros de corte más moderado se abstuvieron de condenarlo.

El presidente paquistaní, Asif Alí Zardari, ha apreciado el "coraje" del fallecido gobernador y dijo que su asesinato es un intento de "desbaratar el proceso democrático" en el país con la excusa de la religión.

Aunque Zardari todavía no ha nombrado al sucesor de Tasir, el primer ministro, Yusuf Razá Guilani, se reunió ayer con una terna de personalidades que se perfilan como candidatos a gobernador de Punyab, entre los que destacan el ministro de Justicia, Babar Awan, y el fiscal general del Estado, Sardar Latif Khosa

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente