Enlaces accesibilidad

Grecia quiere levantar un muro en su frontera con Turquía para frenar la inmigración

  • Según Atenas, por esos 150 kilómetros entra en la UE la mitad de los sin papeles
  • El despliegue de 200 guardas de Frontex ha reducido la llegada un 44%

Por

Grecia se prepara para cerrar su frontera terrestre con Turquía, según ha anunciado este sábado el ministro de Inmigración de Grecia, Christos Paputsis, quien ha calificado ese tramo como la principal puerta de entrada en Europa de inmigrantes sin papeles. Se trataría de un nuevo muro, levantado a imagen y semejanza del erigido entre México y Estados Unidos.

Este proyecto puede elevar la tensión entre dos países históricamente rivales y incrementar las quejas por la separación con Europa de Turquía, eterno candidato a entrar en el club europeo.

"La sociedad griega ha sobrepasado sus límites de capacidad de acogida de inmigrantes clandestinos. Grecia no puede más. Planificamos crear una barrera en las fronteras terrestres para frenar la inmigración irregular", ha declarado el ministro a la agencia de noticias griega Ana.

El responsable de Inmigración no ha precisado la forma en que se producirá ese cierre fronterizo. El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) recuerda con regularidad a Grecia su deber de acoger a los solicitantes de asilo, que llegan a menudo de forma irregular a través de esa frontera, sobre todo, a afganos, iraquíes y somalíes.

Casi la mitad de las entradas ilegales en la UE

Es la primera vez que Paputsis habla sobre este proyecto, en un momento en el que los 150 kilómetros de frontera entre Grecia y Turquía se ha convertido en un punto importante de entrada para los sin papeles, ya que en ella se detectan en la actualidad casi la mitad de las entradas ilegales en la Unión Europea.

Entre enero y comienzos de noviembre, se ha interceptado a 32.500 inmigrantes irregulares en un tramo de tan sólo 12,5 kilómetros, en el lugar en el que el río Evros entra en territorio turco.

Por contra, las detecciones de sin papeles se han reducido casi un 80% en las islas próximas a las costas de Turquía, preferidas antes por las redes de tráfico de personas.

Grecia, que asegura estar desbordada, ha conseguido que, desde el pasado noviembre, la Unión Europea haya desplegado a lo largo del Evros más de 200 guardas fronterizos de la agencia europea Frontex.

Según Frontex, su presencia ha recortado un 44% el número de entradas de sin papeles, que han pasado de 250 diarias a 140.

Noticias

anterior siguiente