Enlaces accesibilidad

Malaspina 2010, una vuelta al mundo para explorar los océanos

  • Este miércoles, a las 13.30, se da el pistoletazo de salida de la expedición
  • La más ambiciosa de la historia para evaluar el cambio global de los océanos
  • Se recorrerán casi 60.000 kilómetros en 7 meses a bordo del Hespérides

Por
La expedición Malaspina ha realizado ya su travesía prológo

El buque Hespérides parte este miércoles desde el puerto de Cádiz con rumbo a Río de Janeiro. Será la primera etapa de la expedición Malaspina 2010, en la que se dará la vuelta al mundo durante siete meses y se recorrerán 33.000 millas náuticas (casi 60.000 kilómetros) para evaluar el impacto del cambio global en el océano y estudiar su biodiversidad.

El pistoletazo de salida se dará a las 13.30 del mediodía, en un acto que presidirán la ministra de Ciencia y Tecnología, Cristina Garmendía, y la de Defensa, Carme Chacón.

Al margen de la primera parada en la ciudad brasileña, el Hespérides también recalará en Ciudad del Cabo, Perth, Sidney, Auckland, Honolulú, Panamá y Cartagena de Indias y que finalizará siete meses después en Cartagena, en julio de 2011.

Según ha informado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que lidera el proyecto, en esta iniciativa participan unos 400 investigadores de todo el mundo, 250 de los cuales son españoles

El resto son profesionales de instituciones como la NASA, la Agencia Espacial Europea y las universidades de California, Río de Janeiro, Washington y Viena. Además, parte de los tripulantes son estudiantes que están comenzando su actividad investigadora.

Un mapa genómico del plancton

El objetivo de Malaspina 2010 es obtener más de 70.000 muestras de aire, agua y plancton de las diferentes zonas por las que transcurre la navegación. De esta manera, se pretende desarrollar un estudio científico multidisciplinar para evaluar el impacto del cambio global y la biodiversidad del océano profundo.

Para ello, se medirá la temperatura, salinidad y concentración de nutrientes en las distintas zonas oceánicas y se estudiarán, entre otros factores, la diversidad y metabolismo del fitoplacton, el zooplacton y los microorganismos de las profundidades marinas.

En este sentido, el coordinador de la expedición, Carlos Duarte, ha explicado que "la intención del equipo es obtener un línea de referencia para evaluar si la capacidad del océano como sumidero de dióxido de carbono es consistente y si se puede seguir en esta línea". Duarte, también ha destacado la función de Hespérides en el estudio de genes.

Así, ha explicado que en esta edición "se recogerá la primera colección global genómica de todo el mundo" gracias a la cantidad de muestras que se van a poder recolectar en el océano profundo, al que denominó "caja negra" de este tipo de datos. Según ha explicado, hasta ahora sólo se han podido recoger muestra genómicas en Hawai y en el Mediterráneo.

Un recorrido más corto

En esta edición, el Hespérides reduce su recorrido en relación a años anteriores y elimina la exploración de la zona correspondiente a la Antártida.

Así, el CSIC ha señalado que el barco recorrerá 33.000 millas náuticas (una milla náutica corresponde a poco más de 1,8 kilómetros) y no 45.000 como hacía hasta ahora.

La expedición Malaspina toma su nombre del marino Alejandro Malaspina, capitán de la fragata de la Real Armada Española, de cuya muerte se cumplen 200 años en 2010.

Malaspina fue quien dirigió, en 1789, la primera expedición española de circunnavegación, que duró cinco años en los que se recabaron numerosos datos, cartografiaron territorios, registraron la fauna y exploraron el mar.

Noticias

anterior siguiente