Enlaces accesibilidad

Una mina de cobre amenaza una reliquia arquitectónica budista en Afganistán

  • Una compañía china quiere explotar un yacimiento situado bajo el templo
  • La mina es fundamental en la campaña de inversiones china en Afganistán

Por

Un grupo de arqueólogos afganos ha asegurado que un importante monasterio budista del siglo VII podría ser destruido, si nadie lo impide, por los trabajos de explotación de una mina de cobre que se encuentra debajo del complejo, según informa la cadena británica BBC.

Se trata de un templo de 2.600 años de antigüedad que se encuentra en Mes Aynak, en la provincia afgana de Logar. Las ruinas fueron descubiertas por trabajadores del gobierno chino apoyados por la compañía china Metallurgical Group Corp (MGC).

El portal de divulgación científica Francis E Mule Science informa que los planes indicaban que el monasterio sería dinamitado en abril de este año, y aunque la demolición ha sido pospuesta no ha sido cancelada

La empresa china está dispuesta a explotar lo que consideran la segunda mina de cobre sin explotar más grande del país, que se encuentra justo bajo las ruinas del monasterio.

Por esta razón, los arqueólogos temen que el antiguo centro religioso, que contiene importantes santuarios conocidos como estupas, sea probablemente destruido una vez comiencen las tareas.

Una excavación de salvamento

La historia recuerda a la destrucción de los Budas de Bamiyán, unas imponentes estatuas budistas hasta 54,86 metros de altura en el centro de Afganistán, que fueron dinamitadas en 2001 por los talibanes, al considerarlos símbolos del paganismo y cuya pérdida fue muy lamentada por toda la Comunidad Internacional.

Por eso, ya que nadie quiere ser acusado de manera similar y arrasar la historia de Mes Aynak, la empresa china MGC y el gobierno afgano llegaron a un acuerdo informal para dar a los arqueólogos un plazo de tres años para realizar una excavación de salvamento.

Cerca de 15 arqueólogos afganos, tres asesores franceses y 24 obreros están trabajando en el lugar, lo que supone un equipo significativamente más pequeño que normalmente es necesario.

"El lugar es tan grande que fácilmente podría ser una campaña de 10 años de trabajos arqueológicos", ha dicho la arqueóloga estadounidense Laura Tedesco a la agencia Associated Press.

Tras las primeras excavaciones del complejo, se han conseguido sacar a la luz los pasillos y las habitaciones decoradas con frescos, así como decenas de estatuas de arcilla y piedra de pie y recostada de varios Budas, algunas con una altura de 3 metros.

La mina de Mes Aynak

Según la BBC, la mina es una pieza fundamental en la campaña de China para invertir en Afganistán, mientras que Kabul trata de reactivar una economía que sigue asolada por la guerra en curso.

Según informa el portal de divulgación científica Francis E Mule Science, los geólogos han calculado que hay 13 millones de toneladas de cobre en Mes Aynak, y las autoridades afganas estiman que los chinos extraerán unos 200.000 toneladas anuales, lo que proporcionaría a Afganistán unos ingresos anuales de 400 millones de dólares.

China ha aumentado en los últimos 12 meses un 13% su producción de cobre, aunque las necesidad de su pujante industria son mucho mayores, informa la agencia France Presse. De hecho, el gigante asiático es el primer consumidor y primer importador mundial de cobre.

Su demanda es también una de las causas por las que esta materia prirma, empleada en todo tipo de cableados, maquinaria e infraestructuras, se ha apreciado notablemente en los últimos meses en los mercados mundiales, concretamente un 50% desde junio.

Noticias

anterior siguiente