Enlaces accesibilidad

El Gobierno se resigna a no aprobar la reforma de las pensiones hasta primavera de 2011

  • Zapatero quería que el proyecto estuviese en la cámara antes de fin de año
  • El ministro de Trabajo dice que se trata de un "calendario más estricto"
  • Cree que los trabajos del Pacto de Toledo deben acabar antes de enero

Por

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, ha anunciado este martes que, entre marzo y abril de 2011, el Gobierno presentará al Parlamento su proyecto de ley para reformar el sistema público de pensiones pese a que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dicho en varias ocasiones que el proyecto de ley debería estar listo antes de final de año.

Sin embargo, Gómez, tras reunirse en el Congreso de los Diputados con los miembros de la Comisión parlamentaria del Pacto de Toledo, ha declarado que se presentará "no más allá del tercer o cuarto mes" de 2011.

Esto no supone "ningún aplazamiento de la reforma", ha advertido el ministro de Trabajo, que ha añadido que el Gobierno mantiene un "calendario más estricto y más intenso de trabajo para lo que queda de año".

Así, la idea es que a final de año la Comisión parlamentaria del Pacto de Toledo tenga cerradas sus recomendaciones para la reforma de las pensiones, ha destacado Gómez.

Para ello Gómez ha acordado este martes con los grupos intensificar los trabajos que están realizando y comparecer en la Comisión en los primeros días de diciembre.

Inmediatamente después, en torno a mediados de enero, la intención es discutirlas esas recomendaciones con los agentes sociales (empresarios y sindicatos), para presentar una nueva propuesta de reforma no más allá de abril de 2011.

El retraso de la edad de jubilación "debe estar" en la propuesta

En febrero de este año el Ejecutivo presentó su primera propuesta de reforma, en la que su propuesta principal es elevar en dos años (de los actuales 65 a 67) la edad legal de jubilación.

Respecto a si el Gobierno podría modificar esa medida para facilitar el acuerdo con los partidos, Gómez dijo que el alargamiento de la edad de jubilación debe estar incluido en las recomendaciones del Pacto de Toledo para afrontar el reto del envejecimiento de la población.

Preguntado si los problemas financieros de Irlanda y Portugal hacen más necesaria la reforma de las pensiones en España, respondió que "no la hacen ni más ni menos urgente".

En este sentido, ha subrayado que la situación de Irlanda no eleva las dudas sobre España, porque España tiene una economía que está saliendo ya de la recesión y su nivel de deuda pública es "bastante reducido" en comparación con el resto de las economías europeas.

Tras las declaraciones de Valeriano Gómez, el portavoz de CiU en la Comisión del Pacto de Toledo, Carles Campuzano, ha apelado al Gobierno y a todos los grupos, especialmente al PP, a que "pongan de su parte" para que pueda haber acuerdo parlamentario sobre las pensiones en diciembre.

Por parte de ERC-IU-ICV Joan Tardá ha considerado una mala noticia que Gómez no haya aceptado descongelar las pensiones contributivas en 2011 y "aparcar" el aumento de la edad legal de jubilación, opinión que también compartió Olaia Fernández (BNG).

Sobre la no revalorización de esas pensiones el año que viene, el diputado del PNV Emilio Olabarría avanzó que su partido votará este miércoles con el Gobierno en contra de las enmiendas de ERC-IU-ICV y de UPN para que no se deje sin efecto la congelación.

Noticias

anterior siguiente