Enlaces accesibilidad

La población de linces ibéricos aumenta un 9% durante el último año

  • Según el último censo hay 253 linces silvestres y 77 en cautividad
  • La reintroducción de animales nacidos en cautividad es el principal objetivo
  • Un seminario internacional, en Córdoba, analiza la situación de la especie

Ver también: Especial 'El lince ibérico en 30 años sin Félix'

Enlaces relacionados

Por
 Un joven ejemplar de lince ibérico camina sigiloso entre las rocas de Sierra Morena
Un joven ejemplar de lince ibérico camina sigiloso entre las rocas de Sierra Morena Andoni Canela

"La salud del lince muestra la salud ecológica de los territorios, de ahí la importancia de conseguir que la especie siga creciendo, porque ganaremos en calidad de vida".

Con esas palabras de José Juan Díaz Trillo, consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, ha comenzado hoy miércoles el IV Seminario Internacional sobre la Conservación del Lince Ibérico, que se celebra en el Campus de Rabanales de la Universidad de Córdoba.

Diferentes expertos están analizando, entre otros, la reintroducción en el medio natural de estos felinos, así como el reforzamiento genético y población de esta especie en peligro crítico de extinción.

La primera cifra ha sido muy positiva. La población de linces silvestres sigue en aumento. Según el último censo se han contabilizado 253 ejemplares en libertad, entre los que se incluyen ocho animales reintroducidos de forma experimental en Guadalmellato.

Un incremento del 9% respecto a los 225 linces censados en el año 2009, y un 148% más que en el año 2002. Concretamente, 172 ejemplares viven en Sierra Morena, 73 en Doñana y 8 en Guadalmellato, donde ya han nacido dos cachorros esta temporada y se ha asentado como la tercera población de linces silvestres.

A las poblaciones de animales silvestres, hay que añadir 77 ejemplares criados, nacidos y rescatados en los centros de cría en cautividad repartidos en diferentes zonas de Andalucía (3) y Portugal (1). En total 330 animales.

Gran esfuerzo económico

Ante las críticas surgidas por la gran inversión económica destinada a salvar al lince ibérico -el próximo proyecto LIFE Lince para el marco 2011/2016 cuenta con un presupuesto de 50 millones de euros- Díaz Trillo ha insistido que "a pesar del momento no podemos parar, porque uno de los objetivos mayores que puede abordar la especie humana es salvar otra especie, y cada vez que lo hacemos, salvamos parte del futuro de este mundo".

Cada vez que salvamos una especie salvamos parte del futuro de este mundo

Los resultados son favorables, y con estos datos, Frederic Launay, representante del grupo de expertos en reintroducción de animales de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, en inglés), ha reconocido que "son muy optimistas con estos resultados y tienen que ser un ejemplo para toda Europa".

La reintroducción del lince ibérico en su hábitat natural es el fin último de la cría en cautividad. Para ello, durante el seminario, se han expuesto las condiciones de reintroducción de otras especies como el lince canadiense en Colorado (EEUU), la pantera de Florida o el licaón en Sudáfrica.

Reintroducción: objetivo final

Hay que tener muy claro, explica Launay, que para reintroducir una especie "no hay que esperar a tener todas las respuestas para poner en marcha el proceso. Es una experiencia de aprendizaje continuo, porque en la reintroducción de especies no existe el riesgo cero".

En la reintroducción de especies no existe el riesgo cero

Ese riesgo se podrá comprobar a partir del invierno, cuando se llevará a cabo la primera reintroducción de linces ibéricos nacidos en cautividad en su hábitat natural.

El lugar elegido es la comarca cordobesa de Guadalmellato, una zona que presenta unas condiciones favorables para que se asiente la nueva población de felinos, y donde el año pasado se realizó una suelta experimental con la que se consiguió el nacimiento de dos cachorros.

Un proyecto en el que pasarán a formar parte otras comunidades autonómas. La primera será Extremadura, donde a partir de enero de 2011 se abrirá un nuevo centro de cría en cautividad de linces ibéricos, en la localidad de Zarza de Granadilla

Noticias

anterior siguiente