Enlaces accesibilidad

¿El fin de la etapa transformadora de Obama?

  • Las legislativas son una forma de que el ejecutivo no acumule mucho poder
  • Los demócratas estaban sobrerrepresentados por sus victorias anteriores
  • Las graves dudas sobre la economía salpican de lleno al presidente

Ver también: Especial Legislativas en EE.UU.

Por
Las elecciones legislativas en Estados Unidos son clave para el proyecto de Obama

¿Qué es eso de las legislativas? Una forma de evitar que el ejecutivo (el presidente en la Casa Blanca) acumule demasiado poder. Esa era al menos la intención de los 'padres fundadores' cuando diseñaron este país y su estructura politica.

En EE.UU. los votantes no deben esperar 4 años para hacer oír su voz: cada dos años tienen elecciones nacionales, para presidente o para renovar los congresistas que hacen las leyes, los legisladores.

 Se renuevan los 435 escaños de la Cámara de Representantes, y un tercio del Senado. También se elige a muchos gobernadores, 37 en este caso.

La elección de gobernadores es más importante de lo que parece porque para el partido en la oposición es casi la única forma de poner en práctica sus ideas y sus políticas y demostrar a los votantes que funcionan.

Finalmente se escogen también los Parlamentos de muchos estados y se votan iniciativas políticas locales, como legalizar la marihuana, una posibilidad que está en las papeletas de California.

Unas malas elecciones para el presidente

Historicamente el partido del Presidente suele perder escaños en las elecciones legislativas. ¿Por qué? Porque paga la frecuente caída de popularidad del presidente tras la erosión de 2 años de mandato y porque el Presidente no se presenta, lo cual enfría el entusiasmo de sus votantes.

En esta ocasión hay que sumar otros dos factores importantes. El primero, las graves dudas sobre la economía de EEUU, que no acaba de despegar con lo que el paro se mantiene alto, rozando el 10%.

La mayor parte de los estadounidenses reconoce que el origen de esta crisis no tiene nada que ver con Obama y los demócratas. Pero consideran al presidente comandante en jefe de la economía, así que instintivamente tienen a culparle de que las cosas vayan mal.

El segundo: que demócratas están probablemente sobrerrepresentados por el impulso que obtuvieron en las dos ultimas elecciones: 2006 al final de la presidencia Bush y 2008 con la eufória de la Obamamanía. 

Conclusión: Los demócratas llevan 4 años de mayorías parlamentarias, los últimos 2 además, con uno de los suyos en la Casa Blanca.

Si los republicanos ganan la mayoría en una o las dos las cámaras, como indican las encuestas, podrán bloquear la agenda del presidente, con lo que la etapa más transformadora de Obama habrá terminado.

Noticias

anterior siguiente