Enlaces accesibilidad

El déficit público de Grecia superó el 15% en 2009, cinco veces más de lo calculado en principio

  • Después de muchas revisiones, el ministro de Finanzas asegura que ésa será la cifra definitiva
  • Se espera que Eurostat publique su revisión a mediados de noviembre

Ver también: Especial de La crisis de la deuda en Europa

Por

El déficit público de Grecia superó el 15% del PIB en 2009, según ha confirmado este miércoles el ministro de Finanzas heleno, Yorgos Papaconstantinu, quien ha advertido que ese porcentaje quintuplica el dato que el Gobierno anterior marcó como déficit de las cuentas estatales.

Esta nueva revisión -la enésima desde el cambio de gobierno de hace un año- no ha sorprendido a los inversores, que ya contaban con que alcanzaría esos niveles después de que la oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, informase en junio de que el déficit griego era superior al 13,8% reflejado por Atenas en sus Presupuestos para 2011, que están completamente condicionados por esa deuda del Estado.

El actual Gobierno socialista revisó las cuentas públicas al ganar las elecciones el 4 de octubre del año pasado y comprobó que el 3% de déficit presupuestado para 2009 por el Ejecutivo conservador del primer ministro Karamanlis, e incluso su revisión anterior a esos comicios (que lo situaban en un 6%) se habían quedado muy cortos.

La mayor crisis del euro

Entonces, el gabinete del socialista Yorgos Papandreu calculó que el déficit suponía el 12,5% del PIB, lo que desencadenó la mayor crisis fiscal y económica del país, provocó un terremoto en todos los mercados financieros internacionales y puso a prueba la unidad de la Zona euro.

Forzado por esa crisis y por las exigencias impuestas por la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio de ayuda económica, el Gobierno de Atenas ha recortado los salarios públicos un 15%, ha congelado las pensiones, ha subido el IVA hasta situarlo en el 23% y ha reducido la inversión pública.

Gracias a esos fuertes recortes, la Unión Europea y el FMI aprobaron un plan de rescate de Grecia por valor de 110.000 millones de euros que se harán llegar al país heleno entre 2010 y 2012.

"Recuerden que el presupuesto para 2009 se proyectó con un déficit por debajo del 3%. Después, pocos días antes de las elecciones, se comunicó a la Comisión Europea que el déficit era del 6%", ha advertido Papaconstantinu.

El ministro ha explicado que entonces se dieron cuenta de que el déficit acumulado por el Estado alcanzaba el 12% "y, en realidad, después de la revisión final de Eurostat... que validará las cifras de Grecia en 2009 de una vez por todas, será del 15%".

Papaconstantinu también ha confirmado las previsiones de crecimiento de su país para el próximo año. Así,  la economía griega se contraerá entre un 2,5% y un 3% en 2011, en línea con el 2,6% que se preveía en los Presupuestos para ese ejercicio.

Los analistas aseguran que esa revisión se esperaba, por lo que el impacto sobre los mercados será limitado. Sin embargo, si esos costes estructurales no estaban incluídos en las cuentas actuales, se podrían necesitar nuevas medidas de austeridad para cumplir los objetivos marcados.

Se resiente la deuda de las economías periféricas

Con esas previsiones sobre la mesa, la prima de riesgo de la deuda de los países periféricos de la Zona euro se ha vuelto a disparar al despertarse de nuevo la desconfianza de los mercados sobre la capacidad de recuperación de dichas economías.

La presión de los inversores se ha centrado especialmente en Grecia. El diferencial entre lo que paga Atenas por su deuda y lo que abona Alemania por la suya se ha disparado hasta los 801 puntos básicos, y marca su dato más elevado del mes de octubre. La rentabilidad de los bonos del país heleno a diez años en los mercados secundarios alcanzaba el 10,52%.

En esa línea, la prima ofrecida a los inversores por el bono portugués a diez años respecto al bund alemán ha aumentado hasta los 338 puntos básicos, lo que supone un aumento de 22 puntos básicos respecto a los 316 puntos básicos del último cierre.

En el caso de Portugal, el Gobierno del socialista José Sócrates y el opositor Partido Socialdemócrata (PSD) han concluído sin acuerdo las negociaciones sobre el Presupuesto para 2011, lo que pone en riesgo su aprobación el próximo 3 de noviembre, ya que el Ejecutivo socialista se encuentra en minoría en el Parlamento, y puede provocar una crisis política en el país.

Asimismo, las dudas sobre el plan de consolidación fiscal puesto en marcha por el Gobierno de Irlanda han elevado la prima de riesgo del país desde los 399 puntos básicos del cierre del martes hasta los 432 puntos básicos.

Por su parte, el diferencial de la deuda española también se ha incrementado durante la jornada del miércoles, pero lo ha hecho en mucha menor medida que el del resto de las economías periféricas del euro.

Así, la prima de riesgo de España ha llegado hasta los 162 puntos básicos frente a los 157 puntos básicos del cierre del martes. Al tiempo, la rentabilidad de los bonos españoles a diez años ha alcanzado el 4,18%, frente al 2,56% que paga el bono alemán a diez años.

Noticias

anterior siguiente