Enlaces accesibilidad

Alicia Alonso, un mito viviente de la danza

Por
Cuba's National Ballet director and ballet legend Alicia Alonso poses for photographers after a media rehearsal of "Swan Lake" in Madrid
La directora del Ballet Nacional de Cuba y leyenda de la danza, Alicia Alonso, en una comparecencia ante la prensa en 2009 para presentar "El lago de los cisnes". REUTERS REUTERS/Susana Vera

La bailarina y coreógrafa cubana Alicia Alonso cumple 90 años y son numerosos los homenajes preparados, el primero de ellos el que le rinde TVE, que ha realizado el documental Alicia Alonso. Para que Giselle no muriera, que se emite este jueves 7 de octubre en La 2 a las 22.00 horas.

El debut de Alicia tuvo lugar en 1931, con apenas diez años, en el Gran vals de La bella durmiente del bosque en Cuba.

Prima bailarina absoluta, Alicia se casó con su compañero y coreógrafo Fernando Alonso y comenzó una carrera en Estados Unidos. En 1940 se incorporó al Ballet Theatre - el actual American Ballet Theatre- y al poco tiempo tuvo que ser operada de la vista. Su ceguera, sin embargo, no la empujó nunca a abandonar.

Un mito paso a paso

Aunque caracterizó a múltiples personajes, fue especialmente aclamada por su sensual y trágica Carmen y por su vívida Giselle, con la que dio cuenta de su virtuosismo y pureza técnica, siempre al servicio de la verdad dramática.

Conservadora de la gran tradición clásica, Alicia Alonso se valió aún de su oído para dirigir el cuerpo de baile de su compañía, con la que ha repuesto y coreografiado destacados títulos del ballet.

En 1948 fundó su propia compañía, primera compañía profesional creada en Cuba, y que más tarde pasaría a denominarse Ballet Nacional de Cuba.

A partir de la década de los 60, Alicia Alonso realizó giras anuales por diversos países de Europa occidental y oriental, Asia, Hispanoamérica y Canadá.

Una vida repleta de vida y de danza que le llevó en 2002 a obtener el título honorífico, embajadora de Cuba y embajadora de buena voluntad por la UNESCO. Además, la Universidad de Guadalajara (México) le nombró "Doctor Honoris Causa".

Legendaria artista

Asimismo, a lo largo de su carrera ha sido premiada en multitud de ocasiones por todos los rincones del mundo.

Actualmente, casi no ve y apenas peuede caminar. Cuando habla con alguien, sus ojos viajan hacia el cielo o se clavan en el suelo. Comenta, no obstante, que aún baila.

El próximo 10 de octubre, Alicia Alonso, recibirá el Premio del Otoño Cultural Iberoamericano de Sevilla en reconocimiento a su trayectoria artística, según ha anunciado el departamento de prensa de su compañía.

En la ceremonia del Teatro de la Maestranza sevillano intervendrán figuras del Royal Ballet de Londres, como la española Tamara Rojo y el ucraniamo Serguei Polunin, y los primeros bailarines del BNC, Anette Delgado y Alejandro Virrelles.

Este homenaje a la legendaria artista tendrá lugar sólo unos días antes de los que le dedicarán el teatro Covent Garden de Londres, y la gala que ha organizado para el día 12 de octubre el Gran Teatro de la ciudad de Huelva.

Noticias

anterior siguiente