Enlaces accesibilidad

El Gobierno mexicano 'sepulta' la tragedia de Oaxaca y reduce las víctimas a 11 desaparecidos

  • Dice ahora que solo hay once desaparecidos
  • Habitantes de la zona lo reducen a seis
  • El gobernador llego a hablar de hasta 1.000 víctimas

Por
Continúa en México la búsqueda de personas sepultadas por las lluvias torrenciales

Las autoridades mexicanas han negado ahora que haya muertos por el desprendimiento de tierras en Oaxaca, al sur del país -donde llegaron a hablar de siete fallecidos y centenares de sepultados- y ha reducido al balance a solo once desaparecidos.

Así lo han confirmado el secretario de Gobernación (Interior), Francisco Blake, y el gobernador del estado de Oaxaca, Ulises Ruiz, rebajando el revuelo provocado por las primeras informaciones del incidente.

Las primeras informaciones facilitadas por las autoridades municipales y estatal apuntaban a que entre 100 y 300 viviendas habían quedado enterradas tras el derrumbe de un cerro en la madrugada del martes sobre unas cuantas casas de la pequeña población indígena de Santa María Tlahuitoltepec, de 8.900 habitante.

Cientos de soldados, paramédicos y miembros de equipos de rescate así como decenas de periodistas nacionales e internacionales se desplazaron a la zona temiendo una catástrofe.

De 1.000 a seis desaparecidos

El gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, incluso aseguró que hasta 1.000 personas podían haber fallecido, lo que finalmente no fue el caso.

Ahora ha confesado que solo puede hablarse de once desaparecidos, ocho niños y tres adultos, y ha rebajado la gravedad del suceso.

Más aún, los habitantes de la localidad mexicana donde se produjo el suceso aseguran que buscan sólo a seis personas desaparecidas, miembros de una misma familia, y que solo cuatro casas quedaron sepultadas.

Efe ha podido comprobar que el derrumbe cubrió aproximadamente una zona de 1.000 metros cuadrados, enterró cuatro viviendas (dos de ellas parcialmente) y afectó estructuralmente a otras casas vecinas.

La comunidad de Tlahuitoltepec, que consta de ocho barrios, cuenta con luz y agua, y solo se cortó el fluido eléctrico en el área del derrumbe.

Los equipos de rescate se dan la vuelta

Varios pobladores, la mayoría de la etnia mixe, se quejaron de que las autoridades les prestaron atención cuando creían que en el pueblo habían sido destruidas 300 viviendas, pero abandonaron la zona cuando comprobaron que sólo se trataba de cuatro.

Un grupo de campesinos de ese poblado oaxaqueño tomó palas y picas para tratar de desenterrar por sus propios medios las cuatro viviendas cubiertas por la tierra.

Para alcanzar Tlahuitoltepec, varias excavadoras fueron desplazadas a la Sierra de Juárez para remover alrededor de 30 derrumbes que bloqueaban la carretera que conecta a la comunidad afectada con la población turística de Mitla.

La vía exhibe todavía arboles caídos, barro y vegetación que en algunos casos cubre la mitad del camino, y en otras partes carriles completos.

Algunos campesinos han detallado que el acceso a la comunidad llevaba una semana bloqueado sin que las autoridades tomaran cartas en el asunto.

La población de Tlahuitoltepec se ubica a más de 200 kilómetros al sudeste de la capital del estado y a casi 500 kilómetros de Ciudad de México.

Noticias

anterior siguiente