Enlaces accesibilidad

Zapatero apoya a Sarkozy en la polémica de los gitanos y arremete contra Reding

Por
Zapatero aborda en Bruselas las polémicas expulsiones de gitanos de Francia

"Respetemos los procedimientos. Si la Comisión entiende que se ha podido violar la política de libre circulación de la Unión Europea, se puede abrir un expediente pero lo que no se puede hacer es juzgar previamente". Éstas han sido las primeras palabras del presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, respecto al que ha sido el tema central de la primera reunión del semestre del Consejo de Europa: la polémica suscitada por las expulsiones de gitanos.

Declinando hacer valoraciones personales, ha reiterado la necesidad de respetar a la Comisión y la postura común que han adoptado los 27 ante esta crisis, en la que, según ha afirmado, ante todo es necesario respetar también a Francia como a cualquier otro Estado.

La posición de los 27

Dentro de esa postura que todos los miembros comparten, Zapatero ha distinguido cuatro puntos.

En primer lugar, ha asegurado que Francia, aunque entiende que ha actuado dentro de la legalidad, respeta el expediente de la Comisión Europea para analizar cómo han transcurrido las expulsiones.

En segundo lugar, Zapatero considera, al igual que sus "colegas", que las palabras de la comisaria de justicia , Viviane Reding, han sido "desafortunadas y fuera de lugar". "Hablar de política asquerosa o comparar las deportaciones con las de la Segunda Guerra Mundial no es lo adecuado, algo que el propio presidente, Durao Barroso, también considera inapropiado".

El presidente del Gobierno también ha destacado que otro de los puntos en los que los miembros coinciden es en que es necesario esperar a que la Comisión investigue, analice cómo han transcurrido los hechos. Por último, también ha destacado que es necesario que el Consejo "tome nota de la necesidad de fortalecer su política frente a determinadas minorías y fomentar su integración".

Un debate "intenso pero correcto"

De este modo ha expuesto cuál es la postura que se ha adoptado ante esta crisis. Una postura a la que en todo momento se ha referido como la de los 27 y no de forma personal, como le han pedido varios de los periodistas presentes en su intervención.

Por ello, ha asegurado no querer entrar a valorar las declaraciones del líder de la oposición, Mariano Rajoy, en el asunto y ha vuelto a pedir que se espere a que "la Comisión trabaje" y a que Francia ponga "sobre la mesa" sus justificaciones.

En este sentido, ha asegurado que el "debate ha sido intenso pero correcto" en el que Sarkozy ha expuesto "muchos detalles" sobre su política, que ha recordado, no es la primera vez que se da en Europa ni, ha insinuado, la última que se producirá.

Es más, ha asegurado que Francia, como todos los Estados, "está en su pleno derecho de defenderse" ya he recordado que en España también se han dado desmantelaciones de campamentos ilegales.

De este modo parece mostrar su apoyo al gobierno francés en un debate en el que, de fondo, ha asegurado que se ha dado una "discusión sobre las relaciones institucionales".

Asuntos internacionales

Más allá de este tema central, Zapatero también ha expuesto cuáles han sido las otras conclusiones de esta primera cumbre.

Ha reiterado, como ya había hecho el presidente permanente, Herman Van Rompuy, la necesidad de lograr "coordinación" en las relaciones económicas y comerciales principalmente en Asia, y en general las potencias emergentes, porque "es ahí donde está el crecimiento".

Las cumbres del G- 20 y del G- 8, ya bajo la presidencia francesa, también han estado presentes en el debate de la mano de Sarkozy, que ha expuesto su programa para ellas.

También ha asegurado considerar "fundamental" acelerar la investigación para conseguir que la producción de carbón no sea tan contaminante en el futuro, de forma que se pueda abrir un "puerta mucho más positiva" para el uso del mismo como fuente de energía.

"A España le interesa", ha asegurado Zapatero y ha recordado que el carbón es una "fuente autóctona y propia" y que, por razones de seguridad, es "bueno" tener un porcentaje de carbón en el componente energético.

Noticias

anterior siguiente