Enlaces accesibilidad

Los controladores aéreos alcanzan un acuerdo "de mínimos" con AENA sobre el convenio colectivo

  • Quedan algunos aspectos por tratar, pero se firmará este mismo viernes
  • Contempla que trabajen cuatro días y descansen dos, y horas extras voluntarias
  • El acuerdo descartaría definitivamente una huelga del sector

Por
El acuerdo entre controladores y AENA podría estar cerca

La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) y Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (USCA) han llegado a un principio de acuerdo para poner fin al conflicto sobre el convenio colectivo que ha durado más de cinco meses.

Así lo ha confirmado el secretario de comunicación de USCA, César Cabo, quien ha explicado que se ha alcanzado un acuerdo de "mínimos" con el gestor aeroportuario, dependiente del Ministerio de Fomento.

Aunque Cabo ha precisado que aún hay algunos flecos por tratar, ha resaltado que no suponen ningún problema para la firma del acuerdo, por lo que está previsto rubricar el documento este mismo viernes en la sede del ente público.

"Las posturas están muy próximas y si todo va bien es posible que esta tarde se pueda firmar un acuerdo de mínimos que tranquilice toda la situación", ha señalado el portavoz sindical, detallando que, en lo referente a la jornada y la retribución, "estamos casi en la misma propuesta".

Cuatro días de trabajo y dos de descanso

El acuerdo hace hincapié en la jornada laboral y en su convergencia con Europa, así como en la conciliación laboral-familiar, y por ello prevé que los controladores tengan cuatro días de trabajo y dos de descanso.

Asimismo, se ha negociado que las horas extra sean voluntarias, y que se diseñe desde AENA el mecanismo oportuno para que los controladores no tengan que estar disponibles los 365 días al año, es decir de imaginaria en lo que ellos llaman "servicio exprés".

La situación en la que queda el salario, otro de los puntos espinosos de la negociación, se va a ajustar en función de las horas que se lleven a cabo en cada centro de control.

De esta forma se podrá pasar de las 1.670 horas, que marca la ley de control de navegación aérea del 14 de abril, a 1.400 o 1.500, en función del volumen del tráfico registrado en esas instalaciones.

La huelga, definitivamente descartada

Ambas partes se encontraban reunidas desde media mañana, con el ánimo de alcanzar un principio de acuerdo sobre la jornada laboral y el salario de los trabajadores, los dos escollos que han obstaculizado la negociación, hasta el punto de que los controladores llegaron a amenazar con una huelga.

Tras la retirada de esa amenaza el pasado martes, el gestor aeroportuario retomó las conversaciones con el principal sindicato del colectivo -agrupa al 95% de los 2.400 profesionales españoles-, que han culminado este viernes.

Aunque el acuerdo debería ser ratificado en asamblea por los trabajadores, en principio descartaría definitivamente la posibilidad de una huelga de controladores aéreos, ya que USCA, pese a retirar la amenaza de paros en agosto, se había reservado el derecho a convocarlos posteriormente si no se alcanzaba un pacto.

Noticias

anterior siguiente