Enlaces accesibilidad

Los aeropuertos prevén registrar más de 27.500 vuelos entre el 16 y el 20 de agosto

  • Las aerolíneas denuncian ya consecuencias, aún si no se materializa el paro
  • La Mesa del Turismo define la situación como "lamentable"

Por
El sector turístico, pendiente de lo que suceda con la huelga de controladores

Los aeropuertos españoles de la red de AENA prevén operar más de 27.500 vuelos entre el 16 y el 20 de agosto, fechas en las que los operadores aéreos podrían convocar la huelga que este martes aprobaron por casi unanimidad.

En concreto, serán un total de 27.528 los vuelos que se operarán en los 47 aeropuertos que conforman la red, con una oferta total de 4,16 millones de plazas.

El día de mayor tráfico será el viernes 20 de agosto, con un total de 5.679 operaciones y 855.700 asientos disponibles.

Las reservas ya se están frenando

El sector turístico está pendiente de lo que suceda. En agosto habrá unos 12 millones de desplazamientos. Es la cifra que marca la preocupación de agencias, hoteles o areolíneas. Temen que se frustren las expectativas de recuperación y sólo el anuncio de huelga ya tiene efectos.

Según ha declarado a TVE el secretario general de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Ramón Estalella. "Entre un 25 y un 30% de las contrataciones son de última hora. Ese porcentaje se está frenando en este momento".

Los hoteleros dicen que desde muchos países les están exigiendo garantías de normalidad en el tráfico aéreo.

"Perjuicios incalculables en el turismo"

El secretario general de la Mesa del Turismo, Félix Arévalo, ha considerado impredecible la repercusión que puede llegar a tener en el sector turístico la convocatoria de huelga de los controladores aéreos.

Arévalo ha mostrado su rechazo a la posible consecución de la pretendida parada en la actividad de este colectivo y ha definido la situación de "lamentable".

A pesar de no haber concretado las futuras consecuencias, ha asegurado que "sin duda serán muy fuertes" y que los perjuicios indirectos serán "mucho más incalculables" que los directos.

Las compañías denuncian ya consecuencias

Las compañías aéreas han denunciado las graves consecuencias que para los viajeros, las empresas del sector y la economía del país tendrá la convocatoria de una huelga de controladores aéreos, incluso si finalmente no se materializa.

En un comunicado conjunto, las patronales del sector -ACETA, AECA, ACA y ALA- han anunciado que solicitarán al Ministerio de Fomento la fijación de unos servicios mínimos que "garanticen la prestación de este servicio público" en unas fechas en las que se registra el mayor volumen de tráfico aéreo y en las que resulta "muy difícil" para las compañías acoplar a los pasajeros que puedan verse afectados.

Las patronales han calificado de "injustificada" la huelga y se han remitido a los propios portavoces de los controladores, quienes, según el comunicado, han llegado a afirmar que sus condiciones de trabajo mejorarían con el último real decreto aprobado por el Gobierno.

Noticias

anterior siguiente