Enlaces accesibilidad

Moody's rebaja dos escalones la calificación de la deuda de Portugal hasta A1

  • La agencia considera la perspectiva del bono portugués "estable"
  • Moody's mantiene todavía la máxima calificación para España

Por

Las agencias de calificación

La nomenclatura varía de una agencia a otra, aunque coinciden en que la triple AAA es el símbolo de los mejores productos, aquellos con los que el inversor tiene la plena seguridad de que recuperará su inversión.

Si las agencias consideran que hay riesgo de que el emisor no pague, la nota se rebaja: AA, A, BBB, BB, B, CCC... hasta la D (con múltiples escalones intermedios, indicados por los símbolos + y -). El límite crítico lo marca la nota BBB: por debajo de esa nota, se considera que se trata de un producto especulativo, es decir, bonos basura.

La agencia de calificación crediticia Moody's ha rebajado en dos escalones la nota de solvencia de los bonos de Portugal, hasta A1 (calidad buena) desde Aa2 (calidad  superior), con perspectiva "estable" ante la debilidad de los pronósticos de crecimiento de la economía lusa.

Moody's considera que la fortaleza financiera de Portugal continuará debilitándose en el medio plazo, como constata el deterioro experimentado y en curso de sus parámetros de deuda.

"Moody's espera que los parámetros de deuda de Lisboa continúen deteriorándose durante al menos dos o tres años más, lo que eventualmente puede situar el ratio de deuda respecto al PIB y de deuda respecto a los ingresos en el 90% y el 210% respectivamente antes de estabilizarse", señala la calificadora de riesgos, que  muestra también su preocupación por el potencial de crecimiento de la economía lusa a medio plazo.

Alto endeudamiento

"Aún no está claro cómo las reformas impulsarán el crecimiento para permitir un punto de inflexión en el deterioro de los parámetros de deuda, especialmente ante lo reciente de la reforma del mercado laboral. Esto implicaría que el Gobierno de Portugal mantendría un relativamente alto endeudamiento en el futuro  próximo", explica el vicepresidente de Moody's, Anthony Thomas.

Por otra parte, la agencia justifica su decisión de otorgar una perspectiva "estable" a la deuda de Portugal en que, a pesar del indudable deterioro de los parámetros de deuda del Gobierno, se estabilizarán a niveles consistentes con una fuerte nota A.

Con esta decisión, la calificadora de riesgos concluye la revisión para una posible rebaja del rating de Portugal iniciada el pasado 5 de mayo.

Moody's, la única entre las tres principales agencias de rating que aún otorga la máxima nota de solvencia a España, colocó el pasado 30 de junio la calificación Aaa de España en revisión de cara a una posible rebaja.

La rebaja podría ser hasta de dos escalones, por el deterioro de las perspectivas de crecimiento económico, los desafíos a los que se enfrenta el Gobierno para lograr sus objetivos fiscales y las preocupaciones por el impacto del incremento de los costes de financiación a corto plazo.

Noticias

anterior siguiente