Anterior Muere una mujer herida por arma blanca y su marido aparece muerto en Noalejo, Jaén Siguiente Al menos 30 muertos y decenas de desaparecidos en otro naufragio frente a las costas de Libia Arriba
Una cría nada junto a su madre
Una cría nada junto a su madre REUTERS

Los delfines sólo comen peces de alta calidad

  • Seleccionan cuidadosamente los peces que consumen a diario

  • Buscan pescado rico en calorías para mantener su 'ajetreado' estilo de vida

  • Depredadores de sangre fría, como el tiburón azul, no hacen niguna distinción

|

Los delfines son animales muy activos. Saltan, bucean, pescan, siguen a los barcos -haciendo las delicias de los pasajeros- y para ello necesitan una fuente de alimentación que les permita llevar este estilo de vida sin agotarse.

Varios científicos han descubierto, contrariamente a lo que se pensaba, que los delfines no son animales oportunistas que coman lo primero que encuentren. Seleccionan minuciosamente el pescado que ingieren. Según un estudio de científicos franceses, recogido por la BBC, los delfines escogen pescado de alta calidad para mantener su energía.

Todo lo contrario que diferentes depredadores de sangre fía, como los tiburones azules (Prionace glauca) o los peces espada (Xiphias gladius) que no eligen qué pescado comer, si no que comen todo lo que pueden.

Paladar refinado

Los mamíferos marinos han desarrollado diferentes estrategias alimentarias. Así, algunas orcas están especializadas en comer focas ricas en grasa, mientras que los dugongos (Dugong dugon) -el único representante actual de los sirenios- son herbívoros y sólo se alimentan con hierbas marinas.

El responsable del estudio, el doctor Jerome Spitz, ha estudiado la dieta de los delfines comunes, la especie de estos mamíferos más abundante en las aguas templadas del Océano Atlántico. Spitz observó los restos de pescado que había en el estómago de varios delfines pescados accidentalmente por atuneros vascos y observó que tienen un paladar refinado.

En vez de comer todo lo que pueden, algo que sería lógico si los delfines fueran animales oportunistas, seleccionan cuidadosamente los peces que consumen; descartan cualquier tipo de pescado que no contenga un mínimo de aporte energético.

Algunos de los peces más abundantes en los océanos -los más fáciles de atrapar-, como los alepocephalid o los serrivorméridos, no dan la talla y los delfines los rechazan.

Según los científicos, el motivo principal de esta elección que realizan los delfines es porque necesitan más energía que otros peces, sobre todo por la rapidez con la que se desplazan, por lo que gastan muchos más recursos.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente