Enlaces accesibilidad

La mariposa artificial

Por
Ciencia al cubo - Mariposa artificial - 01/06/10

Ciencia al Cubo

El nacimiento de perritos fluorescentes, la muerte de una chimpancé calva, qué son las neuronas espejo, el origen de los ojos azules o por qué nos salen canas. De la mano de América Valenzuela, en 'Ciencia al Cubo' pueden escuchar las historias más variopintas sobre temas científicos de actualidad. Emisión en Radio 5: Lunes a viernes 10:07; Sábados 09:22 / 17:52 / 21:06; Domingos 09:22 / 17:55

Alas de plástico fino, casi transparente. Vasos sanguíneos de poliuretano y cuerpo de ligera madera y alambre. Ejecuta un vuelo grácil, aunque no perfecto. Este etéreo y extraño ser lo han diseñado ingenieros japoneses. Es una mariposa artificial.

Los científicos han imitado el vuelo de una familia de mariposas muy concreta, las papiliónidas o mariposas cola de golondrina. Las han elegido porque sus alas tienen una característica que las diferencia de las otras mariposas y que a la vez las hace más bellas. Tienen unas colas o prolongaciones de las alas, que sirven para engañar al predador haciéndole creer que son las antenas. Así tienen las espaldas cubiertas.

Las prolongaciones de las alas sirven para engañar al predador

Además, la superficie de sus alas es más grande de lo habitual en las mariposas en relación con su cuerpo y pueden volar con facilidad, simplemente aleteando las alas y con no demasiada frecuencia. Un par de batidas de alas les suben por los aires y las impulsan con fuerza.

Para demostrar que efectivamente el vuelo de las mariposas de cola de golondrina es así, los científicos han construido la mariposa artificial. La reproducción es sumamente precisa, algo más que necesario para que la demostración tenga valor.

El vuelo de una mariposa artificial

Tiene las mismas proporciones y peso que la mariposa de verdad. 0,39 gramos y una envergadura de 120 milímetros. Grabaron el vuelo del pequeño artefacto en vídeo y con un software de análisis de movimiento, los japoneses han determinado que la mariposa vuela con un simple batir de alas. Y quieren aplicar lo aprendido a futuros sistemas aerodinámicos.

Quieren aplicar los descubrimientos a sistemas aerodinámicos

El estudio con los detalles más técnicos los ha publicado, como no podía ser de otra forma, la revista Bioinspiration & Biomimetics, es decir, Bioinspiración y Biomimética. Esta ciencia, la biomimética, consiste en imitar los diseños de la naturaleza. Estudiarlos a fondo, entender cómo funcionan para aplicarlos en sistemas artificiales creados por el hombre.

La mariposa artificial es uno de tantos robots de animales creados para entenderlos: existe el colibrí robot, el robot medusa y el pez robot, y son solo algunos.

CIENCIA AL CUBO

SUSCRÍBETE al podcast de Ciencia al Cubo, el programa sobre Ciencia de América Valenzuela en Radio 5.

Noticias

anterior siguiente