Enlaces accesibilidad

Los neonazis de "Blood & Honour" compraron sus armas a vigilante de seguridad privada

  • El responsable de la banda a calificado la organización de "cultural"
  • 18 acusados se enfrentan a penas de entre 2 y 5 años de prisión

Por
Uno de los 18 presuntos neonazis del grupo "Blood and Honour España" se tapa la cara a su llegada a la sede judicial.
Uno de los 18 presuntos neonazis del grupo "Blood and Honour España" se tapa la cara a su llegada a la sede judicial. EFE EFE/Sergio Barrenechea

La mayoría de las armas de defensa personal intervenidas por la Guardia Civil en 2005 a diversos miembros del grupo neonazi "Blood and Honour" ("B&H") fueron compradas por esta asociación a un agente de seguridad privada que las había adquirido en una tienda de Madrid.

Así lo ha declarado el vendedor, Óscar F.N., que en la actualidad es escolta privado, durante la segunda sesión del juicio que se sigue en la Audiencia Provincial de Madrid contra 18 presuntos neonazis que se enfrentan a entre dos y cinco años de cárcel por posesión ilícita de armas y por pertenecer a una asociación ilícita.

Óscar F.N, que ha sido uno de los dos únicos acusados que ha contestado a las preguntas de la Fiscalía y de la acusación popular, ha negado pertenecer a "B&H" -"Sangre y Honor"-, pero ha reconocido que vendió botas, ceñidores, defensas extensibles y sprays a este grupo después de que su presunto líder, Roberto L.U., le hiciera el encargo por teléfono.

Precisamente, Roberto L.U., que ocupaba "la dirección suprema" de "B&H" en 2005 según el fiscal, es militar en reserva y en el momento de los hechos era vigilante jurado en la estación de metro madrileño de "Colonia Jardín", donde se citó con Óscar F.N. para realizar la entrega de las armas. Sin embargo, el cobro lo hizo Óscar F.N. en la Estación de Atocha de Madrid unos días después y a través de otras personas que, según él, no están entre los acusados.

Óscar F.N. también ha afirmado que pensaba que eran legales las compras que realizaba por encargo de compañeros de la seguridad privada e incluso de policías y guardias civiles, y siempre en cierta cantidad para que saliera más barato, porque las hacía en un establecimiento de Madrid abierto al público.

Ha añadido que desconocía si "B&H" vendía después las armas a terceros porque no le preocupaba, ha dicho, si esta asociación "vendía pipas o cacahuetes".

Defensa del "patriotismo y la conducta honorable"

El otro de los acusados que ha permitido ser preguntado por la fiscalía y la acusación popular, representada por el Movimiento Movimiento contra la Intolerancia, ha sido Francisco José L.P., fundador junto con Roberto L.U. de "B&H", el 22 de diciembre de 1999, en la localidad madrileña de Getafe.

Francisco José L.P. ha asegurado que el motivo de fundar este grupo fue defender "el patriotismo" y "la conducta honorable", que entonces tenía 21 años, estaba haciendo la instrucción paracaidista y que a veces "iba con amigos de camping" llevando "banderitas".

"No era consciente de hacer algo delictivo en ese momento", ha dicho Francisco José L.P., al que la fiscalía le acusa de estar al frente de "B&H" en Jaén, y que ha resaltado que no recordaba si había leído o no los estatutos de esta asociación para la que la fiscalía y la acusación popular piden su disolución por incitar al odio contra determinados colectivos.

Este acusado ha manifestado, al igual que resto de los imputados lo han hecho a preguntas de sus defensas, que acudió al concierto celebrado en 2005 en la sala Taj Mahal de Talamanca del Jarama (Madrid), pero no porque fueran convocados por "B&H" para que formaran parte de la organización de un concierto de grupos con canciones xenófobas en el que la policía requisó diversas armas.

También ha negado haber escuchado en esa discoteca gritos diciendo "seis millones de judíos más a la cámara de gas", pero ha comentado: "siempre hay energúmenos, como en todos los lados".

Una organización registrada como "cultural"

Por su parte, Roberto L., actual líder de la organización, a preguntas del Tribunal, ha contestado que sí pertenecía a la asociación pero que ésta es una organización "cultural".

El máximo responsable ha asegurado que algunos de sus compañeros pertenecían, puesto que aparecen en el Registro de Interior, mientras que ha exculpado a los acusados que no aparecen en el mismo. 

Todos los acusados, cuyas edades oscilan en la actualidad entre los 27 y 40 años, y algunos de ellos están casados y con hijos, volverán a la Audiencia Provincial de Madrid el próximo lunes, cuando se reiniciará el lunes el juicio con las declaraciones de los testigos.

'Blood and Honour' es un grupo que promueve una doctrina revisionista del holocausto judío y niega la comisión del genocidio por parte del III Reich alemán. En el escrito de acusación, el fiscal reclama a la Audiencia madrileña que ordene la disolución de la organización.

Noticias

anterior siguiente