Enlaces accesibilidad

Mueren dos policías en Jamaica, en estado de emergencia por las revueltas a favor de un 'narco'

  • Grupos armados tratan de impedir la extradición de 'Dudus' a EE.UU.
  • Han atacado dos comisarias de policía y una tercera ha sido incendiada
  • El estado de emergencia ha sido impuesto de manera indefinida

Por
Jamaica declara el estado de emergencia en dos suburbios de Kingston

Dos policías han muerto y seis han resultado heridos tras los violentos disturbios desencadenados en la capital jamaicana, Kingston, por grupos armados que tratan de impedir la extradición del narcotraficante Christopher 'Dudus' Coke a EE.UU.

El Gobierno de Jamaica ha declarado el estado de emergencia en dos suburbios de Kingston después de que grupos armados atacaran dos comisarias de policía e incendiaran una tercera en una ola de violencia en la que tanto la Policía como el Ejército tratan de evitar que se extienda a otros barrios de la ciudad.

Grupos armados han levantado barricadas en dos barrios de la capital, West Kingston y St. Andrews, donde se han atrincherado y han sembrado el caos.

Su objetivo es apoyar al narcotraficante 'Dudus', de 41 años, sobre el que pesan cargos de tráfico de drogas y de armas. Muchos jamaicanos le apoyan porque ven en él a un benefactor, una especie de "Robin Hood" que provee de alimentos y escuela a los más pobres, y media en los conflictos privados.

Estado de emergencia indefinido

El estado de emergencia ha sido impuesto durante un mes o, ha explicado el Gobierno, hasta que se controlen los dos distritos de la capital, donde se han concentrado los actos de violencia.

"El estado de emergencia se mantendrá por un mes, salvo que las fuerzas de seguridad me recomienden que sea levantado", ha afirmado el primer ministro jamaicano, Bruce Golding.

"Éste es un momento crucial de Jamaica para afrontar los poderes perniciosos que han socavado la seguridad de la sociedad y que nos ha convertido como una de las capitales con el mayor índice de criminalidad del mundo", ha agregado Golding.

El gobierno de Jamaica decidió la semana pasada la extradición a Estados Unidos de Coke para ser juzgado por ser supuestamente responsable de una extensa red internacional de narcotráfico y que genera millones de dólares anualmente.

La extradición de Coke fue solicitada por Estados Unidos hace casi un año, pero hasta ahora el primer ministro jamaicano, Bruce Golding, se había opuesto.

El Departamento de Estado emitió el viernes pasado un aviso a los ciudadanos estadounidenses para que eviten viajar a Kingston ante las amenazas de diversos grupos de generar actos de violencia en relación con la extradición de Coke.

Noticias

anterior siguiente