Enlaces accesibilidad

El ajuste fiscal obliga a rebajar medio punto la previsión de crecimiento de 2011 hasta el 1,3%

  • El Gobierno pretende ahorrar 15.250 millones de euros entre 2010 y 2011
  • Esto reduce el aumento del PIB previsto un 0,5%, unos 50.000 millones
  • El Gobierno no ha aprobado, como estaba previsto, el techo de gasto de 2011

Por
El Gobierno rebaja medio punto la previsión de crecimiento de 2011 hasta el 1,3%

Los medidas adicionales de control del déficit que este jueves ha aprobado el Consejo de Ministros han obligado al Gobierno a rebajar en cinco décimas la previsión de crecimiento económico para 2011, desde el 1,8% incialmente anunciado al 1,3%, lo que supone que la actividad económica crecerá en unos 50.000 millones de euros menos.

El Ejecutivo mantiene en el 0,3% su previsión de caída económica para este año ya que, según ha explicado en la rueda de prensa la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, considera que aún hay "cierto margen" para que esa estimación siga siendo válida.

Salgado ha explicado que la nueva previsión para 2011 es "muy conservadora", porque el Gobierno entiende que al proceso de consolidación española se une el de otras economías de la zona del euro que también pueden afectar a la del país, y ha subrayado que "en este momento, entre menos crecimiento o menos déficit, tenemos que inclinarnos por menos déficit".

Pese a la revisión del crecimiento, el Gobierno no ha aprobado, como estaba previsto, el cuadro macroeconómico para el próximo año, que incluye el techo de gasto presupuestario -el primer paso en la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado- y la primera estimación real del déficit público.

El ahorro, partida a partida

Este sacrifico en términos de crecimiento pretende ahorrar a las arcas públicas un total de 15.250 millones de euros entre 2010 y 2011, que Salgado ha detallado medida por medida, por primera vez desde que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunciara el plan de ajuste.

Así, la titular de Economía ha precisado que el recorte del salario de los funcionarios supondrá un ahorro de 2.300 millones este año y otros 2.200 millones en 2011, mientras que la congelación de las pensiones en 2011 permitirá no gastar 1.530 millones de euros -1.400 en el régimen de la Seguridad Social y otros 130 en el de clases pasivas, que incluye a los funcionarios jubilados-.

La eliminación del cheque-bebé a partir del próximo 1 de enero significará una reducción del gasto de 1.250 millones; la eliminación de la retroactividad en las ayudas a la dependencia ahorrará otros 300 millones y la eliminación del régimen de jubilación parcial, de aplicación inmediata, 250 millones en 2010 y 150 en 2011.

Por último, la revisión en el precio de los medicamentos permitirá ahorrar 275 millones de euros en 2010 y 1.025 millones en 2011, según ha detallado la vicepresidenta segunda.

Noticias

anterior siguiente