Enlaces accesibilidad

Las cajetillas de tabaco incorporarán imágenes crudas para disuadir a los fumadores

  • Sanidad da a las tabaqueras entre 12 y 24 meses para adaptar los envases
  • Entre las imágenes, se muestran unos pulmones con cáncer

Por
Las cajetillas de tabaco que se vendan en España alertarán de los peligros de fumar

Fumar será algo más desagradable a partir de ahora. Las cajetillas de tabaco tendrán que incorporar advertencias sanitarias en forma de fotografías o ilustraciones sobre los riesgos y los efectos nocivos que tienen en la salud los cigarrillos, según adelanta RNE. [Consulta las fotos elegidas por Sanidad]

El Consejo de Ministros ha modificado este viernes el real decreto 1079/2002 que regula el etiquetado de los envases, además de los contenidos máximos de nicotina, alquitrán y monóxido de carbono, para que recoja la obligación de incorporar de forma visible estas imágenes que ya se usan en otros países.

Las tabaqueras tendrán entre 12 y 24 meses para adaptar los envases a las nuevas exigencias una vez que la modificación entre en vigor en previsión del coste que supondrá para la industria la modificación del etiquetado.

El Ministerio de Sanidad ha elegido 14 imágenes de un catálogo elaborado por la Unión Europea en 2005. Entre ellas, se encuentra una en la que se compara un pulmón sano con uno con cáncer. También aparece en otra un hombre con cáncer de garganta junto a la advertencia de que 'Fumar puede ser causa de una muerte lenta y dolorosa'.

En los mensajes también se recuerda que dejar de fumar reduce en un 50% el riesgo de enfermedades coronarias e introducen, además, mensajes de protección de los niños frente al humo del tabaco y de ayuda para dejar de fumar. Otras dos imágenes hacen referencia a los problemas de impotencia y infertilidad que provoca fumar en los hombres.

No sustituirán a los mensajes actuales

Según informa Sanidad, las nuevas imágenes no sustituirán a las advertencias generales que seguirán figurando en el etiquetado como 'Fumar mata' o 'Fumar perjudica gravemente su salud y la de los que están a su alrededor'.

La incorporación de estas fotos en las cajetillas se ha demostrado que es eficaz para reducir o abandonar el consumo de tabaco. Las advertencias en este formato llegan más fácilmente a las personas, llaman más la atención y comunican mejor los riesgos sanitarios del consumo de cigarrillos.

El primer país que adoptó esta medida fue Bélgica, en 2006. Luego le siguieron Rumanía y Reino Unido. Fuera de la Unión Europea ya incorporan estas advertencias 15 países, entre ellos Canadá, Brasil y Australia.

La normativa europea prevé la posibilidad de que los estados miembros exijan la inclusión de estas fotografías u otras ilustraciones en los envases de los productos del tabaco.

La Comisión de las Comunidades Europeas adoptó en 2003 la decisión sobre el uso de fotografías en color u otras ilustraciones y en 2005 determinó la serie de fotografías e ilustraciones entre las que los estados pueden elegir la más oportunas para su país.

España ratificó en 2004 el Convenio marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el control del tabaco. En 2008, la OMS adoptó la directriz de utilizar las advertencias con imágenes.

Noticias

anterior siguiente