Enlaces accesibilidad

Cameron, nuevo primer ministro de Reino Unido, gracias a una coalición con los liberales

  • Clegg será el número dos del Gobierno y su partido tendrá cinco carteras
  • La Reina ha hecho la invitación al líder conservador tras la dimisión de Brown

Ver también: Especial Elecciones Reino Unido 2010

Por
Cameron, nuevo primer ministro británico

El nuevo primer ministro británico, David Cameron, ha devuelto a los conservadores británicos al poder 13 años después tras alcanzar un acuerdo para formar una coalición con los liberales de Nick Clegg, que será su número dos.

Cameron, que ha aceptado la invitación de la reina Isabel IIa formar Gobierno tras la dimisión de Gordon Brown este martes, cinco días después de las elecciones, se convierte en el premier más joven en 200 años.

"Creo que esta es la forma correcta de proveer a este país de la fuerza, la estabilidad y el decente gobierno que necesitamos", ha afirmado Cameron a su llegada al número 10 de Downing Street, residencia oficial de los primeros ministros británicos, donde también ha señalado los graves "desafíos" que afronta el  país.

Fuentes de los tories ya han confirmado que George Osborne se convertirá en el nuevo ministro de Economía y será quien tendrá que tomar las "medidas impopulares y difíciles para reducir el déficit" --en palabras de la BBC--, que Cameron anunció durante toda la campaña electoral. William Hague será el titular de Exteriores, según las mismas fuentes.

Negociación hasta la madrugada

Un portavoz de Cameron ha anunciado que la Reina también ha dado su visto bueno al nombramiento de Nick Clegg como viceprimer ministro. En total, el partido del líder liberal, que tenía la llave de Downing Street después de que los conservadores ganaran el jueves sin mayoría absoluta, tendrá cinco ministros en la coalición, según esta fuente.

La dirección y los parlamentarios del grupo liberaldemócrata se han reunido para aprobar el acuerdo una vez que ya se habían filtrado esos detalles. Entrada la madrugada, un portavoz ha anunciado que los dirigentes ratificaron el pacto por "la mayoría requerida de dos tercios", lo que da a entender que ha habido un sector discrepante.

Después, Clegg ha hecho una escueta declaración para dar la bienvenida a la coalición que ejercerá "un nuevo tipo de gobierno".

Entre presiones de medios financieros deseosos un gobierno estable y tras cinco días de incertidumbre, las negociaciones que tories y liberales han mantenido desde el jueves llegaban este martes a la "hora de la verdad", según habían informado medios como la propia BBC, la radiotelevisión pública.

Después de que la víspera Brown se sacrificara como líder laborista para facilitar la formación de un "Gobierno progresista", los acontecimientos se han sucedido a un ritmo frenético. Por la mañana, Clegg y Cameron volvían a entrevistarse a la vez que una delegación de los liberales se reunía con el Partido Laborista. Más tarde anunciaban el fracaso de la negociación.

Liberales y conservadores seguían negociando sin los cabezas de lista. Un descuido de Clegg ha permitido al diario The Guardian captar con su cámara los puntos clave del acuerdo, anotados a mano por el propio líder liberal.

Las claves del acuerdo

La Unión Europa, la inmigración y el programa nuclear Trident aparecían en primer lugar, como si fueran los asuntos en los que los liberales no estaban dispuestos a ceder.

En segundo lugar, Clegg escribía las siglas "AV", de voto alternativo, refiriéndose a la reforma del sistema electoral para instaurar uno más representativo que el actual. Esta es la exigencia principal de Clegg, que se ha visto complacida en parte, por la oferta de reférendum sobre dicha reforma planteada por los conservadores.

La lista también incluía la adopción de reformas a la financiación de los partidos propuesta por Sir Hayden Phillips, y el establecimiento de parlamentos de una duración determinada.

Este miércoles, primer día completo de Cameron en Downing Street, se espera que se concreten los detalles del acuerdo entre dos formaciones que presentaban programas incompatibles en varios puntos, así como el anuncio de todos los ministros.

En tanto, el presidente estadounidense, Barack Obama, ha sido el primer líder internacional en telefonear a Cameron para felicitarle personalmente por su nuevo cargo y le ha invitado a visitar su país en julio.

Noticias

anterior siguiente