Enlaces accesibilidad

Cameron logra una amplia mayoría en el primer parlamento 'colgado' en Reino Unido desde 1974

Por
En la noche electoral, los resultados han ido saliendo a cuenta gotas

Reino Unido tendrá su primer parlamento 'colgado' 35 años después de que los británicos hayan dejado al líder conservador, David Cameron, a veinte diputados de la mayoría absoluta mientras los laboristas de Gordon Brown se hunden con su peor resultado desde 1983 y los liberal-demócratas de Nick Clegg han sufrido una gran decepción al quedarse prácticamente con los mismos escaños que en 2005.

Por ahora, con 640 de los 650 diputados de los Comunes asignados, los conservadores ya no podrían aspirar a la mayoría absoluta: con 302 escaños, en el improbable caso de que sumase los diez restantes se quedaría con 312, catorce menos que la mayoría absoluta.

Por su parte, los laboristas ya tienen 255 asientos y los liberal-demócratas 56. Según la última estimación de la BBC a partir de estos resultados apunta a una mayoría relativa de los conservadores con 306 escaños y el 36% de los votos seguidos de los laboristas, con un 29% y 261 escaños y los liberal-demócratas, con un 23% y 56.

Comparado con 2005, los tories obtendrían 96 escaños más mientras que los laboristas han perdido 85 y los liberal-demócratas cinco.

En porcentaje, los conservadores han ganado por dos millones de votos con un 4% más que en 2005 mientras que los laboristas bajan un 6,5% y los liberales suben apenas un punto.

Cameron necesitaba un giro superior al 6-7% respecto a los laboristas para conseguir la mayoría absoluta, pero al final se ha quedado en el 5,1%, dos décimas por debajo de lo que logró Margaret Thatcher en 1979.

Cameron quiere gobernar, pero Brown le desafía

"Está claro que los laboristas han perdido su mandato para gobernar", ha declarado el líder conservador, David Cameron, tras ganar su asiento en Witney con una ventaja mayor que hace cinco años.

Cameron ha pedido al primer ministro saliente, Gordon Brown, que ponga "el interés nacional primero" y ha subrayado que buscará formar un gobierno "fuerte, estable y resolutivo".

El problema es que, con estos resultados, Brown no parece dispuesto a dejar Downing Street así como así.

Aunque su partido y se ha quedado a dos millones de votos, Brown ha reivindicado su papel para formar un gobierno "fuerte y estable y con principios".

Tras ganar su asiento en Kirkcaldy y Cowdenbeath, Brown ha asegurado que quiere un gobierno capaz de liderar a Reino Unido en "la recuperación sostenida".

Yo soy el líder del Laborismo pero también tengo un deber con el país. "Lo que está claro es que las expectativas de los conservadores no se han cumplido", ha subrayado 'Brown, que asegura sentirse "enérgico" y "resolutivo".

La incógnita liberal

Por su parte, el líder liberal-demócrata, Nick Clegg, que ha ganado su escaño en Sheffield, ha reconocido que ha sido una "noche decepcionante".

"Simplemente no hemos logrado lo que esperábamos", ha declarado Clegg, que ha visto como su cruzada contra el bipartidismo ha quedado en nada.

Si la suma de laboristas y conservadores en 2005 daba 559 de los 650 escaños de los comunes, ahora ocuparían 568, nueve más.

Con todo, Clegg podría seguir jugando un papel decisivo en el nuevo parlamento 'colgado', aunque ha subrayado que respetará su promesa de hacer que el partido con mayor número de escaños y votos sea el primero en intentar formar gobierno.

Clegg se ha declarado "orgulloso de la manera en que hemos llevado la campaña" y ha advertido tanto a Brown como a Cameron que los politicos no deberían "hacer afirmaciones o tomar decisiones que no se sostienen con el tiempo".

El problema es que, según la estimación de la BBC, la suma de laboristas y liberales se quedaría en 317 escaños, a nueve de la mayoría absoluta.

Con este panorama, los conservadores podrían buscar el apoyo de los unionistas del Ulster, que con diez diputados se quedarían con 316.

La situación está tan apretada que partidos como los socialdemócratas del Ulster -con tres escaños-, los nacionalistas escoceses, con seis, y los galeses, con tres, pueden tener un papel decisivo.

Perdedores de la noche

Además, la Cámara de los Comunes tendrá a la primera diputada verde de su historia, Caroline Lucas, que ha vencido en la circunscripción de Brighton. Por contra, el líder del racista British National Party, Nick Griffin, ha sido incapaz de ganar en la circunscripción de Barking, que sigue en manos de los laboristas.

Los otros grandes perderores de la noche han sido la ex ministra laborista Jacqui Smith y el ex ministro conservador Charles Clarke, que han perdido sus respectivos asientos.

También ha perdido el suyo el líder del Partido Unionista del Ulster, Peter Robinson, aunque su partido podría tener un papel decisivo si los conservadores logran un despegue.

La otra gran historia de la noche ha sido la polémica por los ciudadanos que se han quedado sin votar por las largas colas formadas en los colegios electorales por la alta participación.

Antes incluso de que las circunscripciones de Houghton y Sunderland declarasen un ganador, al comienzo de la madrugada, ya había informaciones de largas colas en los colegios, lo que podría llevar a quejas de candidatos que han perdido por escaso margen, complicando más aún el ya complicado panorama resultante en estas elecciones.

Las Comisión Electoral ya ha iniciado una investigación.

Noticias

anterior siguiente