Anterior El Atlético expone el tercer puesto Siguiente Los Veintisiete acuerdan por unanimidad las directrices para las negociaciones del 'Brexit' Arriba Ir arriba
Brutal agresión en el Metro de Madrid de un joven a otro

Brutal agresión en el Metro de Madrid a un joven por otro que dice ser "antifascista"

  • Según la policía, son "enemigos habituales en la red"

  • Habían coincidido en el Metro y habían discutido sobre ideología

  • El agresor se identificó ante la policía como "antifascista"

  • Declara que le agredió porque se mofó de Carlos Palomino

|

Un joven de 18 años fue agredido en el Metro de Madrid por otro que le propinó varias patadas y puñetazos dejándole dos semandas de baja con una fractura en la órbita derecha, que requiere de tratamiento oftalmológico.

La agresión se produjo en la estación de Delicias (línea 3) en la noche del pasado 12 de marzo, día en el que el agresor fue detenido, según han confirmado la Jefatura Superior de Policía. Según los familiares del joven agredido, el agresor se identificó ante la policía como "antifascista".

La víctima asegura que éste sólo repetía que cuando "ve a un fascista le pega", a pesar de que él sostiene que no tiene ninguna relación con la política o grupo de ningún tipo.

Tal y como recoge la denuncia hecha en el Hospital 12 de Octubre, donde fue atendido y pasó una noche ingresado, declaró que sólo había coincidido con su agresor "en el transporte público en sus desplazamientos del trabajo".

"Nos hemos sentado al lado en la marquesina algunos días y nunca me dijo nada. No lo entiendo", repite. Después de 10 días en prisión, el agresor salió en libertad provisional con una orden de alejamiento de 500 metros, aunque el agresor sigue coincidiendo en el transporte público con la víctima.

Duras batallas ideológicas por internet

Por su parte, fuentes policiales aseguran que eran "enemigos habituales en la red" donde mantenían "duras batallas ideológicas". Además, se conocían de verse en la parada de Metro. El arrestado explicó que conocía a la víctima y que habían discutido por diferencias ideológicas.

Dos agentes de paisano que viajaban en el mismo casualmente vieron la agresión y detuvieron a Raúl B.A. por un delito de lesiones y amenazas contra el otro chico, Aitor H.A., quien tuvo que ser trasladado a un hospital debido a las lesiones que presentaba. Ninguno de los dos tenían antecedentes penales.

 En las imágenes del metro se ve como el agresor pasa por delante del agredido que, sentado, retira un poco las piernas para dejarle pasar. A continuación, el agresor tira su mochila en un rincón y, sin mediar palabra, propina una patada en la cara al agredido.

A partir de ahí, le propina múltiples puñetazos y otra patada sin que el joven pueda defenderse. Durante toda la agresión, las personas que estaban a su alrededor apenas salen de su asombro y sólo se ve un par de manos que intentan detener al agresor.

El agresor declara que lo golpeó por mofarse de Carlos Palomino

En su declaración en el juzgado el pasado 12 de marzo, el agresor declaró que le golpeó porque el otro joven "se mofó de un amigo que está muerto", en  referencia a Carlos Palomino, el joven antifascista de 16 años asesinado en noviembre de 2007 por un miembro de la extrema derecha en otra pelea en un metro, según informa Europa Press de fuentes de la investigación.

El  propio agredido declaró que sólo había coincidido con su agresor "en el transporte público en sus desplazamientos del trabajo".

Según las fuentes, el agresor sería miembro del movimiento antifascista y del círculo de amigos del fallecido Carlos Palomino. De hecho, Aitor H.A está representado por el mismo abogado que asistió a la familia de Palomino y que logró una condena de 26 años de cárcel para el asesino del joven al considerar el juez la agravante ideológica.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente