Enlaces accesibilidad

Merkel condiciona la ayuda a Grecia al plan de ajuste, pero descarta que salga del euro

  • "Primero tienen que darse las condiciones" para la ayuda, ha dicho
  • Grecia asegura que tomará "medidas drásticas" contra el déficit

Por

La canciller alemana, Angela Merkel, ha asegurado que Alemania está dispuesta a hacer su aporte para ayudar a Grecia, pero ha subrayado que primero tienen que darse las condiciones para ello, entre las que ha destacado la presentación de un plan de ajuste de Atenas, que debe ser aprobado por el FMI.

"Alemania ayudará, pero primero tienen que darse las condiciones. Eso tardará algunos días", ha comentado Merkel en una breve comparecencia ante la prensa, en la que también ha declarado que la salida de Grecia de la zona euro "no es una opción", pese a los comentarios de sus socios de coalición en ese sentido.

Merkel ha comparecido tras hablar por teléfono con el director del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, resaltando que "lo importante es que Grecia recupere la confianza de los mercados y la competitividad y para ello se necesita el plan de ajuste del FMI". Cuando el plan de ajuste se presente y se conozcan las cifras exactas, entonces se podrá negociar la ayuda a Grecia, ha explicado.

El aporte alemán al plan de ayuda europeo a Grecia se haría a través de un crédito del Banco para la Reconstrucción avalado por el estado y que necesita de la aprobación parlamentaria. El ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, se ha reunido con los líderes de los grupos parlamentarios sobre este asunto y también ha condicionado la activación del plan para ayudar a Grecia a que el FMI dé su visto bueno.

Grecia reafirma su compromiso de control del déficit

A este respecto, el ministro de Finanzas griego, Yorgos Papaconstantínu, ha avanzado que el Ejecutivo griego anunciara "medidas concretas" para reducir su déficit "de manera drástica" cuando cierren las conversaciones con FMI; aunque ha descartado que sean más acusadas que los planes de ajuste ya aprobados.

"Es un error creer que el FMI llega aquí para imponer condiciones diferentes y más duras que las que discutimos con nuestros socios europeos", ha comentado Papaconstantínu. El Gobierno socialista griego se ha propuesto un duro programa de austeridad para reducir el gasto este año en unos estimados 4.800 millones de euros, pero el FMI exige, según la prensa local, un plan de austeridad de cuatro años.

Habrá medidas concretas cuando el procedimiento se cierre

El titular de Finanzas ha declarado que existe "una posición común que es simple, Grecia debe disminuir de forma drástica sus déficits en los próximos años, controlar su deuda y emprender todas las reformas estructurales con el fin de tener una economía competitiva".

"Es un camino en el que no hemos comprometido y que se traduce en políticas y medidas concretas que serán anunciadas cuando el procedimiento se cierre", ha concluido PapaconstantÍnu.

Sarkozy y Barroso piden controlar la expeculación

Por su parte, el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, se han reunido este lunes en París y han subrayado que hace falta "una acción rápida y resuelta" para hacer frente a la especulación de los mercados contra Grecia y garantizar la estabilidad de la zona euro.

En un comunicado del Elíseo divulgado al término de un almuerzo en París de Sarkozy y Durao Barroso, los dos coinciden en "la necesidad de una acción rápida y resuelta contra la especulación contra Grecia para asegurar la estabilidad de la zona euro".

También se mostraron de acuerdo en "la importancia de una estrategia europea ambiciosa basada en un verdadero Gobierno económico europeo".

Noticias

anterior siguiente