Enlaces accesibilidad

El informe judicial ve problemas de mantenimiento en el accidente de Air France

Enlaces relacionados

Por
BRASIL PROSIGUE OPERACIONES DE BÚSQUEDA DEL AVIÓN AIRBUS A330-200 DE AIR FRANCE
Fotografía cedida por la Fuerza Aérea Brasileña en la que se observa a un militar durante las operaciones de rescate de las partes y los cuerpos del avión Airbus A330-200 de Air France. EFE EFE/Fuerza Aérea Brasileña

Los expertos judiciales que analizan el accidente de un avión de Air France el pasado 1de junio entre Río de Janeiro y París, que causó la muerte de sus 228 ocupantes, consideran que deficiencias en el mantenimiento del aparato pudieron haber intervenido en el siniestro.

El diario Libération, ha revelado elementos del informe judicial cuya versión definitiva se presentará en diciembre.

En este documento puntualiza que los expertos no determinan de forma concluyente qué es lo que causó que el Airbus A330 de la compañía francesa se precipitara en el Atlántico.

La novedad del informe, según el periódico, es que el fallo de las sondas para medir la velocidad de la aeronave, que otros estudios ya habían demostrado, podría estar "vinculado al tiempo pasado" desde la última revisión de mantenimiento.

En concreto, las sondas Pitot del fabricante Thales pudieron haberse cubierto rápidamente de una capa de hielo que las inutilizó y "generó una cascada de malas funciones que deterioraron las condiciones de conducción del aparato" porque no se limpiaban con una frecuencia suficiente.

De confirmarse esta pista se estarían cuestionando las reglas fijadas por el fabricante aeronáutico Airbus, que establecían que los medidores de velocidad debían ser objeto de operaciones de mantenimiento cada 21 meses.

Más elementos de prueba

En todo caso, en su informe los peritos judiciales subrayan que no creen que ni las citadas sondas ni las condiciones meteorológicas durante el vuelo pueden explicar el siniestro por sí solas.

Por eso concluyen que "es necesaria la búsqueda de otros elementos de prueba", lo que sugiere que los jueces no van a dictar inculpaciones por estos hechos.

Estas revelaciones llegan un día después de que el organismo oficial francés encargado de la investigación, el BEA, va a dar por finalizada este fin de semana la tercera fase de búsqueda de las cajas negras, que se venía llevando a cabo desde comienzos de mes con dos barcos, el 'Seabed Worker' y el 'Anne Candies'.

Esos dos navíos, que han realizado barridos en el fondo marino con sónar y con vehículos submarinos en un área de unos 3.000 kilómetros cuadrados, deben volver al puerto brasileño de Recife para una escala técnica.

El secretario de Estado de Transportes, Dominique Bussereau, en todo caso, instó ayer al Buró de Investigación de Accidentes (BEA) a que lance una cuarta campaña de búsqueda de las cajas negras, y su departamento aseguró que tanto Airbus como Air France están dispuestos a poner fondos de nuevo para financiarla.

Noticias

anterior siguiente