Enlaces accesibilidad

El Gobierno griego solicita la activación del mecanismo de rescate financiero de la UE y el FMI

  • El primer ministro, Yorgos Papandreu, lo ha anunciado por televisión
  • Los primeros fondos podrían estar a su disposición "antes del 19 de mayo"

Por
Grecia tiene un difícil camino para regresar a la estabilidad presupuestaria

Grecia ha solicitado este viernes la activación del mecanismo de rescate financiero diseñado por la Unión Europea, que contempla préstamos bilaterales de los socios del euro y créditos del FMI, para esquivar la presión de los mercados financieros, en los que su deuda ha alcanzado esta semana niveles históricos de rentabilidad, lo que dificulta sobremanera la refinanciación de su déficit.

"Es imperativo pedir de forma oficial a nuestros socios en la UE que activen el mecanismo de ayuda que creamos en común", ha asegurado el primer ministro griego, el socialista Yorgos Papandreu, en una intervención televisada. "Es una necesidad nacional -ha argumentado- y por esa razón he dado orden al ministro de Finanzas para que lleve a cabo todas las actuaciones necesarias".

"Nuestros socios harán lo necesario para ofrecernos un puerto seguro que nos permita reflotar nuestro barco y enviar a los mercados el mensaje de que la Unión Europea no juega y protege al euro", ha señalado Papandreu.

Nuestros socios harán lo necesario para ofrecernos un puerto seguro que nos permita reflotar nuestro barco

El anuncio ha tenido lugar poco antes de que el titular de Finanzas, Yorgos Papaconstantinou, partiera hacia Washington, donde este domingo se entrevistará, en el marco de la cumbre de Primavera del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, con el director gerente del Fondo, Dominique Strauss-Khan. "Esperamos recibir fondos del mecanismo antes del 19 de mayo", ha declarado el ministro aún en Atenas.

En cualquier caso, los países de la zona del euro no aprobarán la ayuda financiera a Grecia hasta que las autoridades griegas no cierren el plan de ajuste para los próximos tres años que negocian en Atenas con representantes de la Comisión Europea, el FMI y el Banco Central Europeo. Así se desprende de un comunicado conjunto enviado esta tarde por la presidencia del Eurogrupo, el BCE y la Comisión, en el que las tres partes "toman nota" de la petición: "El apoyo estará basado en el programa que actualmente preparan la Comisión, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional junto con las autoridades griegas", dice el comunicado.

Intereses disparados

Las autoridades griegas negocian desde el miércoles los detalles del plan con representantes de la Comisión, el BCE y el FMI, aunque hasta ahora habían argumentado que se trataba de tener todo preparado por si era necesario activar el rescate, siempre recalcando que eso no significaba que fueran a solicitar la ayuda.

Sin embargo, Papaconstantinou reconocía hace una semana en Madrid que abril era el peor mes en términos de vencimiento de deuda, pese a que se habían cubierto ya las necesidades, mientras que mayo era "el segundo peor mes", ya que Grecia necesita más de 10.000 millones de euros para hacer frente a sus pagos.

Grecia ha acumulado una deuda de unos 300.000 millones de euros y un déficit fiscal en 2009 del 13,6%, muy por encima de lo establecido en el Tratado de Maastricht, que fija un tope del 3% del PIB para los países de la zona del euro.

El Estado heleno consiguió esta semana colocar una emisión de bonos a tres meses por valor de 1.950 millones de euros, aunque a un tipo de interés muy elevado y creciente: este jueves, el interés que debía ofrecer a los inversores por sus bonos a 10 años rondaba el 8,5%, es decir, unos 550 puntos básicos por encima del bund alemán, de referencia en Europa, lo que supone en torno al doble que el tipo de la deuda española.

Según Radio Nacional, la petición de Grecia podría rondar los 8.500 millones de euros para hacer frente a sus compromisos de pago del mes de mayo. El mecanismo de rescate contempla préstamos de hasta 30.000 millones durante el primer añoprovenientes de los países del euro a un tipo de interés del 5% y otros 15.000 millones en créditos del FMI, cuyos tipos serían inferiores -entre el 2% y el 3%- y que serían los primeros en concederse. 

Noticias

anterior siguiente