Enlaces accesibilidad

Marlaska encarcela a cinco "correos" de ETA y Francia deja libre al que España consideró su jefe

  • Según el auto, también señalaban objetivos, como el líder del PNV Íñigo Urkullu
  • Tres son abogados de presos de la banda. Liberan a los otros cinco detenidos

Por

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha dictado orden de encarcelamiento para cinco de los diez detenidos la semana pasada en el País Vasco acusados de ser los enlaces entre ETA y sus presos mientras Francia ha dejado en libertad al que el Ministerio del Interior español considera su máximo responsable. El propio ministro Rubalcaba dijo que David Pla era uno de los "hombres fuertes" del aparato político de la banda.

El magistrado ha dictado prisión este lunes por la noche, al cumplirse el plazo máximo de cinco días de detención incomunicada, para los abogados Jon Enparantza, Arantza Zulueta e Iker Sarriegi, así como a la ex etarra Naia Ziruarrain y la portavoz de Etxerat Saioa Agirre en un auto en el que considera a Pla como correo entre la estructura creada por ETA para gestionar todo lo relativo a su colectivo de presos (Halboka) y el primero de los letrados.

Según el juez, los despachos de los abogados constituían "un centro logístico de distribución" de documentos de ETA hacia los presos y de éstos a sus estructuras, y desde ellos se realizaba una tarea que iba "mucho más allá de las loables funciones de defensa ejercidas con carácter complementario".

Almacén de documentos

El juez basa sus argumentos en la documentación intervenida a Francisco Javier López Peña, Thierry, responsable del aparato político de ETA, arrestado en mayo del 2008 en Burdeos, así como de los efectos aprehendidos en poder de los diez detenidos el pasado miércoles.

De ellos, concluye que los abogados se encargaban de enviar a ETA informaciones sobre posibles objetivos y, en concreto, se refiere a que en la documentación incautada en el domicilio de Enparantza --identificado como Mik Mik y al que también atribuye gestiones para cobrar el impuesto revolucionario-- aparecen unas anotaciones sobre tres vehículos "que podrían corresponder a escoltas de cargos públicos".

Más explícitamente, precisa el auto, Enparantza comunicó a la banda la "conveniencia" de asesinar a cargos importantes del PNV, entre ellos, a su presidente, Íñigo Urkullu. El texto no hace en cambio mención alguna a Alfredo Pérez Rubalcaba, a pesar de que el propio ministro del Interior desveló que los detenidos habían pasado información suya a la banda "para usarla con las peores intenciones".

En el despacho que Enparantza compartía con Sarriegi se localizaron también dentro de un secador de manos más de veinte comunicaciones en unos "canutillos (de papel) envueltos en plástico y listos para enviar/recibir a los presos etarras en Francia y España", además de un sobre con 9.400 euros. También se hallaron documentos escondidos en la silla de Sarriegi, así como en un espacio hueco dentro de una percha colgada en la pared.

Según el juez, el ex futbolista de la Real Sociedad es un "destacado miembro legal" de ETA que "utilizaría la cobertura de su actividad profesional como letrado para realizar otras actividades a favor de la banda armada.

De la tercera abogada, Arantza Zulueta, el juez también sospecha que pasaba información a la banda. En su despacho trabajaba la cuarta encarcelada, la ex etarra Naia Zuriarrain, a quien se intervino. Marlaska considera que el hecho de que en su domicilio apareciera un "documento de carácter estratégico muy restringido" redactado por la dirección de la banda, la sitúa como "una militante cualificada dentro de las estructuras de ETA".

Finalmente, ha sido enviada a la cárcel la portavoz de Etxerat Saioa Agirre, ex compañera sentimental del que fuera jefe militar de ETA Jurdan Martitegi y de la que el juez asegura que ejercía como "buzón" entre su pareja y Zulueta.

Sin cargos contra seis

Por el contrario, el magistrado ha dejado en libertad bajo fianza de 30.000 euros al miembro jubilado de LAB Juan Maria Jauregi, en cuyo domicilio se hallaron 44.000 euros, dinero que "puede perfectamente estar destinado a albergar la financiación" de ETA. De 12.000 euros es la fianza que ha impuesto el juez al ingeniero Asier Etxabe, al que acusa de haber intermediado en el pago de 72.000 euros del denominado impuesto revolucionario sobre un conocido suyo.

En cambio, el magistrado ha dejado en libertad bajo fianza y con la obligación de comparecer periódicamente ante los juzgados al ingeniero Asier Echave Azcue y a Juan María Jauregui Zalacain. El primero deberá pagar 12.000 euros si quiere eludir la prisión y el segundo 30.000.

Por último, Marlaska también ha dejado libres al veterano dirigente etarra José Domingo Aizpurua, alias Pitxas, debido a que ya ha sido condenado en Francia por un delito de asociación de malhechores, y a Erramun Landa y José Luis Gallastegi, por la debilidad de las pruebas en su contra.

Mientras, en Francia ha sido puesto en libertad el abogado David Pla, detenido el viernes en Hendaya (País Vasco francés) y que ha comparecido este lunes en un tribunal antiterrorista de París, que no ha encontrado indicios de su relación con la banda. Cuando Interior informó de su detención lo presentó como uno de los "hombres fuertes" de ETA. En el año 2001 ya fue puesto en libertad tras ser acusado sin pruebas de un atentado.

Noticias

anterior siguiente