Enlaces accesibilidad

Los halcones no pueden contra las palomas de Barcelona

También te puede interesar: 'El proyectil viviente' de la serie 'El Hombre y la Tierra'

Por

Diferentes ayuntamientos, cansados de escuchar las quejas de sus vecinos contra las palomas, propusieron la lucha biológica con halcones para combatir esta plaga.

Pero según los últimos datos del consistorio de Barcelona, estos depredadores no se bastan por sí mismos para controlar la población de palomas.

En el área metropolitana de Barcelona viven 15 ejemplares de halcón peregrino, que cazan unas 5.500 aves -palomas, gaviotas o cotorras- lo que demuestra que es una medida insuficiente, porque según el último censo la cantidad de palomas que habitan en la ciudad condal es de más de 256.000.

Los halcones (Falco Pregrinus) se alimentan con la caza de uno de estos pájaros de media al día. Lo capturan gracias a su espectacular sentido de la vista, pero habitualmente tienen que hacerlo en espacios abiertos, porque es fácil que se pierdan en zonas urbanas con muchas calles y edificios.

Nuevos ejemplares

Este fin de semana han nacido tres crías de halcón peregrino en el nido que tiene una pareja de estas aves en el campanario de Sant Bertomue de la Sagrada Famillia.

Con estos nacimientos, que se han podido seguir en directo a través de la webcam que el Ayuntamiento de Barcelona tiene instalada en esta torre, ya son 54 crías de halcón las que han nacido en Barcelona desde su reintroducción hace 11 años.

También se puede seguir la evolución de los pequeños gracias a los avances tecnológicos.

Problemas de asentamiento

Actualmente, en el área metroplitana de Barcelona, habitan cinco parejas censadas y otros cinco ejemplares de población flotante. El halcón peregrino fue reintroducido en Barcelona en el año 1999, tras un cuarto de siglo desde su desaparición de la ciudad.

En estos once años han nacido, según el Ayuntamiento catalán, más de 50 crías. Algunos no consiguieron salir adelante y otros abandonaron la ciudad para instalarse en ambientes más rurales. 

El halcón es un animal altamente territorial que vive en pareja y que incuba a las nuevas crías con la llegada de la primavera. Tras semanas de alimentación, los ejemplares más jovenes abandonan el nido para formar nuevos hogares.

Pero una de las dificultades añadidas es que cada pareja precisa un lugar de nidificación muy elevado y que guarde distancia suficiente con otras parejas.

Noticias

anterior siguiente