Enlaces accesibilidad

Senegal levanta su 'Estatua del Despilfarro'

  • Un enorme monumento conmemora el 50 aniversario de la independencia
  • Cuesta casi 20 millones de euros en un país con el 50% de paro

Por
Polémica estatua en Senegal

Senegal ha inaugurado la estatua gigante del 'Renacimiento Africano', mayor que la Estatua de la Libertad de Nueva York, entre las críticas por el derroche presupuestario que supone el gasto de 28 millones de dólares -casi 20 millones de euros- en el proyecto arquitectónico en un país con el 50% de paro.

El conjunto escultórico, un proyecto personal del presidente Abdolulaye Wade, presenta a un hombre, una mujer escasa de ropa y un niño, ha sido realizada por el arquitecto senegalés Pierre Gpudiaby y construida por una empresa norcoreana. Mide casi 50 metros de alto.

"África ha llegado al siglo XXI estando con alta estatura y más preparada que nunca para tomar su destino en sus manos", aseguraba Wade en la inauguración del monumento. "Trae a la vida nuestro destino común", añadía de manera solemne.

Sin embargo, el monumento ha sido criticado como un despedicio de dinero por las carencias de infraestructuras y bienestar del país, el mayor de religión islámica de África Occidental.

En este sentido, un imán ha lanzado una fatwa contra el monumento al considerarlo idolatra, algo que niegan los aliados de Wade, de 83 años, que quiere presentarse a la reelección en 2012.

"Cada obra arquitectónica provoca controversia, mira a la Torre Eiffel en París", señala un senador seguidor de Wade.

Mientras, la escultura provoca sentimientos encontrados entre los ciudadanos de Dakar, que sufren cada vez más cortes de luz, tiene muchas calles en mal estado y carece de empleos más allá de la economía sumerfida.

"En 2010, Africa tiene que renacer, pero este monumento no tiene en cuenta el aumento de coste de la vida aquí", señala Thierno Dienj, que se manifestaba contra el Gobierno el pasado sábado.

Cierre de las bases francesas

El monumento se ha inaugurado con motivo del Cincuentenario de la Independencia de Senegal, que también ha cerrado las bases militares francesas en su territorio, una decisión anunciada por sorpresa por Wade.

Wade ha presididdo el desfile de la independencia desde un podio en la plaza del Obelisco de Dakar. En ese lugar, lo recibieron el primer ministro, Souleymane Ndene Ndiaye; el ministro de Fuerzas Armadas, Abdoulaye Baldé, y el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, general Abdoulaye Fall.

Wade saludó a los veinte mandatarios africanos invitados y al ministro francés de Interior, Brice Hortefeux, instalados en la primera fila de la tribunal oficial, junto con otras personalidades como el líder de los Derechos Civiles estadounidense Jesse Jackson.

Los actos de Senegal abren las conmemoraciones del Cincuentenario de la Independencia en 17 países del África subsahariana que dejaron de ser colonias de Francia en 1960.

Después de Senegal, seguirán hasta el mes de noviembre las celebraciones en los países que formaron el África Occidental Francesa (AOF) y el África Ecuatorial Francesa (AEF), excepto Guinea, que se independizó en 1958.

Noticias

anterior siguiente