Enlaces accesibilidad

La manta de la invisibilidad en 3D

Por

La invisibilidad es una habilidad que el ser humano sueña con dominar desde hace cientos de años. 'El hombre invisible' que H.G. Wells escribió en el siglo XIX lo era porque no absorbía ni reflejaba la luz. El mago Harry Potter creado hace menos de una década por J.K. Rowling se cubría con una manta que le hacía desaparecer ante los ojos de sus colegas. Son solo dos ejemplos de fantasías que podrían dejar de serlo muy pronto.

Un equipo de científicos alemanes ha creado una manta de invisibilidad 3D. La revista Science publica el estudio esta semana. El invento es todo un éxito ya que hasta ahora las mantas de invisibilidad han funcionado bien en dos dimensiones, ocultando algo plano. Es la primera vez que se consigue hacer invisible un objeto con volumen.

Hasta ahora solo se había logrado para ocultar algo plano

"Imagina una alfombra extendida en el suelo que a su vez es un espejo. Bajo ella escondes un objeto. El espectador no lo ve, pero percibe un bulto, porque el volumen distorsiona el reflejo de la alfombra. La manta de invisibilidad 3D no tiene este problema", explica a RTVE.es Tolga Ergin, director de la investigación en el Instituto Karlsruhe de Tecnología (Alemania).

Por el momento, hace los objetos invisibles a una luz que no es la espectro visible (con la que nosotros vemos) pero se acerca mucho. ¿Estamos cada vez más y más cerca de conseguirlo¿, indica. ¿Estamos muy contentos y satisfechos con el resultado obtenido¿.

Materiales artificiales con propiedades fuera de lo común

La manta de invisibilidad 3D está hecha de un material artificial, un metamaterial. Este tipo de materiales no existen en la naturaleza. De esta forma, sus propiedades eléctricas y magnéticas tampoco siguen los patrones habituales.

Las primeras claves para conseguir objetos invisibles las dio hace menos de diez años John Pendry, profesor de física teórica del Imperial College de Londres, que también ha participado en este estudio.

Para que un objeto sea invisible no debe reflejar la luz y además debe eliminar su sombra

Según explica, "para que un objeto sea invisible no debe reflejar la luz y además debe eliminar su sombra. Así, al mirar hacia él, hacia el supuesto objeto invisible, no solo no lo vemos, sino que también vemos lo que hay detrás de él".

A grandes rasgos, el efecto es como el del agua que pasa alrededor de una roca en un río. El agua que fluye pasa por ambos lados, para juntarse de nuevo una vez que supera el obstáculo, la piedra. Si el observador se coloca tan sólo unos metros más abajo, no se dará cuenta de que hay una roca.

Noticias

anterior siguiente