Enlaces accesibilidad

Benedicto XVI irá a Reino Unido en septiembre en la primera visita de Estado de un Papa a ese país

  • La anterior visita fue la de Juan Pablo II en 1982 en un viaje pastoral
  • Benedicto XVI se reunirá con la reina Isabel II y el duque de Edimburgo

Por
El Papa Benedicto XVI da una misa durante una visita a la iglesia Luterana de Roma
El Papa Benedicto XVI da una misa durante una visita a la iglesia Luterana de Roma. REUTERS REUTERS/Gregorio Borgia/Pool

El Papa Benedicto XVI visitará el Reino Unido del 16 al 19 de septiembre próximos, en la primera visita de Estado que hace un Pontífice a este país, según han confirmado este martes el Palacio de Buckingham, residencia oficial de la reina Isabel II.

La anterior visita de un Papa fue la de Juan Pablo II en 1982, pero en esa ocasión se trató de un viaje pastoral.

El Santo Padre será recibido por la soberana británica, gobernadora suprema de la Iglesia de Inglaterra, y su marido, el duque de Edimburgo, en el Palacio de Holyroodhouse en Edimburgo (Escocia), el 16 de septiembre, ha agregado la fuente.

El Papa, cuya visita será tanto de Estado como pastoral, viajará a Glasgow (Escocia), Londres y Coventry (centro de Inglaterra).

Durante su estancia de cuatro días en el Reino Unido, Benedicto XVI beatificará al cardenal John Henry Newman, teólogo del siglo XIX, en una misa al aire libre en Coventry.

Además, oficiará una misa al aire libre en Glasgow; se reunirá en Londres con el arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, primado de la Iglesia de Inglaterra, en su residencia de Lambeth Palace, y rezará con otros líderes religiosos en la Abadía de Westminster.

"Se trata de una visita histórica en un momento importante. El Papa recibirá un recibimiento muy cálido por parte de los católicos y de los ciudadanos de otras creencias", ha manifestado el secretario de Estado para Escocia, Jim Murphy, encargado de coordinar la visita, en declaraciones a la prensa en el Foreign Office.

Abusos sexuales en el seno de la Iglesia Católica

Según Murphy, la visita papal "representa una oportunidad sin precedentes para fortalecer los vínculos entre el Reino Unido y la Santa Sede en acciones como la lucha contra la pobreza y el cambio climático, así como para destacar la importancia de la fe en el establecimiento de comunidades fuertes y cohesionadas".

"Nuestra intención es seguir construyendo la relación positiva que hemos desarrollado en años recientes", ha señalado el representante del Gobierno británico, que no estableció relaciones diplomáticas plenas con el Vaticano hasta 1982, año de la visita de Juan Pablo II.

El cardenal Keith O'Brien, arzobispo de St. Andrews y Edimburgo y presidente de la Conferencia Episcopal de Escocia, y el arzobispo de Westminster y presidente de la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales, Vincent Nichols, prepararán la visita junto al Gobierno.

O'Brien destacó ante la prensa la importancia de la presencia en suelo británico de un Papa "cuya principal enseñanza ha sido recordar a Europa sus raíces y su cultura cristianas para guiarnos en los grandes tópicos morales de nuestros días".

Preguntado si el pontífice aludirá en sus discursos a los casos de abuso sexual de menores que han sacudido a la Iglesia católica en distintas partes del mundo, O'Brien explicó que "no sabemos qué es lo que va a decir y ni siquiera si va a tratar este asunto".

O'Brien agregó que Benedicto XVI "no va a visitar Francia o Irlanda", países donde se han denunciado decenas de casos, y Nichols ha subrayado que en el Reino Unido "tenemos mecanismos sólidos" que han permitido evitar que se produzcan estos abusos en el país.

"El abuso de menores es una tragedia en cualquier parte", ha manifestado el arzobispo, quien ha indicado que "los católicos de este país confían en sus pastores y, por lo tanto, no están esperando que el Papa venga a darles ningún tipo de explicaciones sobre este tema".

Noticias

anterior siguiente