Anterior I l'home va arribar a la lluna Siguiente El Gobierno dice que es "muy pronto" para hablar de elecciones en Cataluña en enero y desmiente a PSOE y Cs Arriba Ir arriba

Una familia sobrevive a los terremotos de Haití y Chile

  • Los Desarmes salieron de Haití para empezar de cero en Chile

  • "Creía que era el año en el que estaba destinado que muriéramos"

|

Salir con vida de una catástrofe como la que hace dos meses asoló Haití es "un regalo del cielo". Así lo piensa la familia Desarmes, que logró sobrevivir a la tragedia y decidió salir del país para comenzar una nueva etapa.

Lo que no se imaginaban es que la tragedía se iría con ellos del país que dejaban atrás. Optaron por comenzar su nueva vida en Santiago, Chile, país que en el que, el pasado sábado, la tierra también se movió.

Es la increíble historia que este jueves recoge la BBC: dos terremotos de gran magnitud en menos de dos meses vividos por nueve miembros de una misma familia.

Llegaron al país latinoamericano el pasado 23 de febrero gracias a la labor realizada conjuntamente por la embajada de Chile en Puerto Príncipe y la fuerza aérea chilena.

"Pensé que íbamos a morir porque dejamos mucha destrucción detrás, en Haití, y vinimos aquí pensando que estaríamos a salvo pero hemos terminado viviendo entre algo peor. Creía que era el año en el que estaba destinado que muriéramos".

Son las palabras con las que uno de los miembros de la familia, Stanley Desarmes, describía el segundo terremoto que su familia había vivido.

Vivir dos terremotos

"Para venir a Chile y vivir la misma situación que en Haití... no te puedes imaginar lo impotente que me siento. Es la peor cosa que podía pasarme", cuenta Pierre, el padre de la familia.

Además, cuenta que sus hijas no están bien psicológicamente ya que "no se habían repuesto después del primer terremoto cuando llegamos aquí y tienen que repetirlo. No fue un terremoto, fue algo realmente increíble. Para ellas es algo inconcebible, ahora creen que cualquier situación es sinónimo de muerte".

Ahora, a este padre sólo le queda convencer a su familia (y a él mismo) de que las cosas allí no son tan malas.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente