Enlaces accesibilidad

Lula da Silva visita Cuba y reafirma su apoyo al régimen de Castro

  • Lula da Silva estará en Brasil tres días para despedirse de Fidel y su hermano
  • Con su visita, busca manifestar su apoyo al régimen castrista
  • Brasil ha sido siempre un firme aliado de Cuba

Por

El presidente de Brasil, Lula da Silva, ha llegado esta mañana a Cuba para reafirmar el apoyo de su partido al régimen castrista antes de que termine su mandato.

Durante su visita, se reunirá con el ex presidente cubano, Fidel Castro, con quien mantiene una estrecha relación desde antes de convertirse en presidente brasileño. Además, también mantendrá un encuentro con Raúl Castro, con quien acaba de coincidir en la cumbre de Río, que se ha celebrado el pasado lunes en México, y que hoy cumple dos años en el poder.

Es la segunda visita de Lula al país cubano en tres años, una muestra de la importancia que tiene para el brasileño la isla. El apoyo del país se extiende al ámbito de la política.

De hecho, durante esta visita no se han programado encuentros con ningún representante de grupos disidentes, tal y como ocurrió en las visitas anteriores.

Según ha confirmado el portavoz del presidente brasileño, durante la visita, los dos presidentes tratarán temas como la aprobación de créditos a la isla para compra de alimentos, producción de arroz, construcción de carreteras y la reforma del puerto cubano de Mariel.

La disidencia cubana

La visita de Lula se produce el día que ha muerto el preso político cubano Orlando Zapata Tamayo tras 85 días en huelga de hambre.

Su muerte ha provocado la condena de opositores tanto dentro como fuera de la isla ya que consideran que se trata de una muerte "evitable".

"Aparte de una tragedia para la familia, es una muy mala noticia para todo el movimiento cubano de derechos humanos y también para el Gobierno, porque esa muerte era evitable", ha opinado Elizardo Sánchez, miembro de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación.

La madre del fallecido ha señalado que la muerte de su hijo "ha sido un asesinato premeditado".

Lula no se ha pronunciado sobre este hecho, algo que lamentan los disidentes cubanos ya que consideran que el líder brasileño podría ejerecer un importante papel de mediación con el gobierno cubano.

El final de un mandato

Lula da Silva se encuentra en el final de su periodo como presidente brasileño. Con una popularidad del 80% Lula abandonará la presidencia ante las elecciones del próximo mes de octubre.

La que ha sido elegida por él mismo para ser su sustituta, Dilma Rouseff, deberá hacer frente a una fuerte impopularidad dentro de su propio partido, el Partido de los Trabajadores.

Noticias

anterior siguiente