Anterior Iglesias ve al Gobierno "capaz" de usar medidas de fuerza para impedir el referéndum en Cataluña Siguiente Trump rompe el consenso del G7 e impide un acuerdo sobre el cambio climático Arriba Ir arriba

La ingeniería financiera de Wall Street ayudó a Grecia a ocultar su deuda a la UE

  • Una transacción de Goldman Sachs permitió ocultar miles de millores de euros

  • El banco de inversión propuso disimular la deuda en la sanidad pública

|

Tácticas empleadas por Wall Street similares a las que fomentaron la crisis de las hipotecas basura en EE.UU. contribuyeron a agravar la crisis de Grecia y perjudicaron al euro, dado que permitieron a Gobiernos europeos ocultar su deuda, según The New York Times.

El diario, basándose en entrevistas, informes y documentos a los que ha tenido acceso, afirma que en el caso de Grecia, Atenas incurrió durante un decenio con la ayuda de Wall Street en prácticas que le permitieron soslayar los límites de deuda establecidos por Bruselas.

En concreto, una transacción promovida por Goldman Sachs permitió a los helenos ocultar miles de millones de euros en deuda a las autoridades supervisoras de Bruselas.

Incluso cuando la crisis fiscal de Grecia estaba en su punto álgido y en un punto de no retorno, bancos de Wall Street estaban buscando mecanismos para ayudar a ese país a evitar preguntas incómodas por parte de la Comisión y de los países de la zona euro.

Una propuesta "muy moderna" de Goldman Sachs

De hecho, a principios de noviembre, tres meses antes de que Atenas se convertiera en el epicentro de la preocupación global por la mala situación de sus cuentas públicas, un equipo de Goldman Sachs llegó a la capital griega con una propuesta "muy moderna" bajo el brazo para gobiernos con dificultades para afrontar sus gastos, según dos personas que fueron informadas del encuentro, revela el diario neoyorquino.

Los banqueros, liderados por el presidente de Goldman, Gary Cohn, ofrecieron a Grecia un producto financiero que permitiría a ese país redistribuir parte de la deuda de su sistema sanitario para que tuviera que hacer frente a ella mucho más adelante.

The New York Times compara este método al que aplican ciudadanos con problemas económicos cuando hipotecan sus casas para poder pagar las facturas de sus tarjetas de crédito.

Entrada en el euro por la puerta trasera

La táctica ofrecida por Goldman ya había funcionado en 2001, poco después de que Grecia fuera aceptada en la zona euro. Entonces, esta firma diseñó una estrategia mediante la cual Atenas pudo tomar prestado miles de millones de euros sin superar los límites fijados por Bruselas.

La transacción, que no salió a la luz pública porque fue calificada como una intermediación de divisas y no como un préstamo, permitió a Grecia cumplir las normas comunitarias mientras seguía gastando más de lo que tenía, afirma el periódico.

Atenas no aceptó la última propuesta de Goldman, pero a raíz de la grave crisis de credibilidad que sufre Grecia debido a la mala situación de sus cuentas públicas, el papel que jugó Wall Street en el "más reciente drama financiero mundial" arroja serias preguntas según el rotativo.

Al igual que en la crisis de las subprime en EE.UU. y el colapso y posterior rescate de la aseguradora American International Group (AIG), productos financieros de derivados jugaron un papel fundamental en la fase previa a la crisis de deuda de Grecia, recuerda el periódico.

Instrumentos financieros desarrollados por Goldman, JPMorgan Chase y otros bancos permitieron a Gobiernos europeos ocultar los préstamos adicionales que hacían, como ocurrió en Grecia e Italia y probablemente en otros países, según The New York Times.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente