Enlaces accesibilidad

Logran recrear en el laboratorio la proteína aberrante que causa el mal de las vacas locas

Por
Ciencia al cubo - Prión Credo en el laboratorio - 08/02/10

Hace tiempo que no oímos hablar de ella, pero no por eso ha desaparecido. El mal de las `vacas locas¿ sigue ahí. Ésta y todas las otras enfermedades del mismo tipo, las llamadas encefalopatías espongiformes transmisibles. Por eso, los científicos continúan investigando maneras de combatirlas. La revista Science ha publicado el último estudio al respecto.

La investigación la han realizado científicos de la Universidad Estatal de Ohio, en Estados Unidos. Han logrado crear por primera vez un prión en el laboratorio. Los priones son la forma aberrante de una proteína que las personas y animales sanos poseemos en su versión normal, inocua.

Esta descripción de prión se enunció en 1982 el científico Stanley Prusiner, pero muchos de sus colegas dudaban de ella (de la descripción) y sostenían que los priones podían estar causados por virus o bacterias.

Los priones tienen la capacidad de replicarse, pero no tienen código genético

La creación de uno en el laboratorio despeja cualquier duda y confirman la teoría de Prusiner. Eso sí, ahora los científicos no saben si considerar a los priones seres vivos o inanimados. Son todo un misterio de la naturaleza. Tienen la capacidad de replicarse, pero no tienen código genético.

Los priones no nacen en nuestro organismo, sino que llegan por contagio al consumir carne de animales que ya están enfermos. Una vez hemos ingerido la carne, o sea, la proteína maligna, ésta modifica a las proteínas vecinas sanas. Se produce entonces una reacción en cadena y las nuevas infectadas contagian a otras proteínas cercanas, así hasta destruir las células del cerebro, las neuronas.

Qué es lo que transforma a las proteínas normales en priones y cómo se propagan, de esta forma tan particular, es lo que trae de cabeza a los científicos desde su descubrimiento. Dicen que gracias a la creación artificial de un prión podrán realizar investigaciones in vitro para entender por qué es infeccioso y desarrollar métodos que lo frene.

CIENCIA AL CUBO

SUSCRÍBETE al podcast de Ciencia al Cubo, el programa sobre Ciencia de América Valenzuela en Radio 5.

Noticias

anterior siguiente