Enlaces accesibilidad

El Gobierno presenta el plan de ahorro para compensar el déficit, que se disparó al 11,4%

  • El Ejecutivo pretende ahorrar unos 50.000 millones de euros
  • El déficit del Estado fue casi dos puntos superior a lo previsto

Por
El Gobierno presenta un plan de austeridad para reducir el déficit público

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, ha presentado un plan de ahorro de 50.000 millones de euros para los próximos cuatro años con el fin de reducir el déficit excesivo en el que ha incurrido el Estado en 2009, que se ha disparado hasta el 11,4% del PIB, frente al 4,1% de 2008.

El Estado cerró sus cuentas de 2008 con un déficit superior al tres por ciento

La ministra ha justificado la adopción del plan no sólo por el déficit, que supera en casi dos puntos la previsión de los Presupuestos del Estado para 2010 de un 9,5%, sino que la ha incluido en la Estrategia de Economía Sostenible y en la necesidad de modificar la política económica al afrontar la recuperación de la crisis, aunque el objetivo final se centra en alcanzar los márgenes del Pacto de Estabilidad, esto es, rebajar el déficit público al 3% en 2013.

Según la documentación facilitada, el déficit del 11,4% registrado el año pasado se debió a un saldo negativo del 9,5% del PIB en las cuentas del Estado (1,4 puntos por encima de la última previsión), del 2,2% en las de las comunidades autónomas (siete décimas por encima) y del 0,5% en los ayuntamientos (dos décimas más). Por el contrario, la Seguridad Social ha registrado el doble del superávit esperado, que ha alcanzado el 0,8% del PIB.

Para este año, el Gobierno prevé reducir el déficit del Estado al 6,2% del PIB, aunque el superávit de la Seguridad Social será ya sólo del 0,2% del PIB, seis décimas por debajo del de 2009. Para 2011, 2012 y 2013 el Ejecutivo también espera que el superávit de la Seguridad Social sea de dos décimas del PIB.

Plan de ahorro

Para ello, dada la estimación avanzada por Salgado, hay que reducir en 8,4 puntos de PIB, una parte a partir de la mayor recaudación que se espera obtener cuando se recupere el crecimiento y el resto, unos 5,7 puntos, a través de unos menores gastos.

Salgado ha señalado que ese esfuerzo debe ser compartido con las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos, aunque "el Gobierno hace el gran esfuerzo", asumiendo reducir su gasto para bajar el déficit en 5,2 puntos, unos 40.000 millones de euros.

La vicepresidenta segunda, en cualquier caso, ha querido recalcar que los recortes, aunque afectarán "a prácticamente todas las partidas y políticas", no repercutirán sobre las políticas que el Gobierno considera claves: la protección social (pensiones, prestaciones por desempleo y ayudas a la dependencia, la inversión en I+D+i y educación (en concreto, las becas) y la lucha contra el terrorismo, entre otras.

En dos tramos

El plan de austeridad comprende un Plan de Acción Inmediata para 2010, dado que los Presupuestos Generales del Estado ya están aprobados, que pretende reducir el gasto presupuestado inicialmente el equivalente a un 0,5% del PIB, unos 5.000 millones de euros.

Entre otras medidas, la contención se centrará, según Salgado, en la "moderación de los gastos de personal", no sólo mediante la moderación salarial sino, por ejemplo, reduciendo la oferta de empleo público al 10% la tasa de reposición de efectivos.

Para los dos años siguientes (2012-2013), se fija un objetivo de reducción del gasto equivalente a otros 2,6 puntos de PIB. En este caso, además de medidas sobre el capítulo de personal, se incluye una reestructuración de la Administración General del Estado -aunque Salgado ha descartado la eliminación de ministerios- y, en concreto, de las empresas públicas.

Acuerdos con las administraciones regionales

Además de las reducciones del gasto previstas para la Administración General del Estado, el Gobierno presentará en el Consejo de Política Fiscal y Financiera un acuerdo marco sobre la senda que deberán seguir comunidades autónomas y ayuntamientos para reducir el déficit, asignándoles inicialmente un esfuerzo del 0,5% del PIB; unos 5.000 millones de euros.

El plan de austeridad se ha diseñado sobre las últimas previsiones del Ministerio de Economía, que prevén que el PIB caiga este año un 0,3%, para crecer un 1,8% en en 2011, un 2,9% en 2012 y un 3,1% en 2013.

Noticias

anterior siguiente