Anterior García-Page decidirá si se presenta a la reelección tras ver la "fotografía" y las "políticas" del Congreso del PSOE Siguiente Detenidas seis personas más por el atentado de Mánchester, entre ellas el padre y otro hermano del suicida Arriba Ir arriba

La mayor ráfaga de viento de la historia, a 408 kilómetros por hora

  • Ocurrió en 1996 en una isla al oeste de Australia

  • Otro estudio avanza que habrá menos huracanes, pero más destructivos

|

La mayor ráfaga de viento de la historia no relacionada con tornados alcanzó los 408 kilómetros por hora, y ocurrió el 10 de abril de 1996 en la Isla de Barrow, al oeste de Australia, según ha informado la Organización Mundial de la Meteorología (OMM).

La siguiente marca es de 372 kilómetros por hora y se registró en abril de 1934 en la cima de un monte estadounidense, de acuerdo con el grupo de expertos encargados de climas extremos de la Comisión del Clima de la OMM.

Gaellle Sevenier, portavoz de la OMM, dijo en conferencia de prensa que el "récord" de velocidad del viento se conoce después de los trabajos de una comisión creada hace dos años.

En este periodo, explicó el portavoz, se ha tenido que "que recopilar y juntar todos los datos a nivel mundial, comprobar que fueran veraces, y consultar con expertos, un trabajo colosal, pues no se trataba de medir la velocidad de una carrera, sino del viento".

La OMM precisó que huracanes, ciclones y tifones se refieren a un mismo fenómeno meteorológico, que incluye lluvias torrenciales y vientos de más de 119 kilómetros por hora.

Para que un huracán alcance la categoría 5, debe sobrepasar los 249 km/h

Menos huracanes, pero más destructivos

Por otro lado, la revista Science, divulgaba el jueves un estudio en el que se afirma que los huracanes que barrerán la cuenca atlántica durante este siglo serán menos cada temporada, pero más destructivos.

La investigacion añade que los huracanes más intensos se concentrarán en la región occidental del Atlántico, lo que significa que la región más amenazada incluirá a la isla de La Española, ocupada por Haití y República Dominicana, además de las Bahamas y la costa sudoriental de Estados Unidos.

El estudio, realizado por científicos del Gobierno de EEUU, se basa en pronósticos de otros estudios y está lejos de ser la última palabra, advirtió Richard Kerr, editor de la revista. No obstante, James Kossin, del Centro de Datos del Clima Nacional en la Universidad de Wisconsin, añadió que todos esos modelos parecen coincidir en lo que se refiere al número y la intensidad.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente