Anterior Más de 50 muertos tras un ataque de Boko Haram contra una misión petrolera en Nigeria Siguiente Maduro prohíbe las manifestaciones y entrega el orden público al Ejército para las elecciones constituyentes Arriba Ir arriba
Alrededor del 16% del dinero que los inmigrantes envían a sus países no se contabiliza

El dinero de los inmigrantes que viven en España a veces vuelve a casa en autobús

  • El volumen de remesas informales rondó los 1.600 millones euros en 2007

  • Los envíos fuera de los cauces financieros suponen un 20% del total

|

Los inmigrantes no confían en la banca, los servicios postales o en las empresas de envío de dinero. Uno de cada cinco prefiere entregar un sobre con dinero a un conductor de autobús desconocido que hacer un ingreso en una entidad financiera.

Un 20% de las remesas que sale fuera de las fronteras españolas lo hace por medio de mecanismos informales, según una estimación del estudio Inmigración y remesas informales en España, el primero de este tipo, que ha sido dirigido por Iñigo Moré.

El autor destaca que los inmigrantes de Europa del Este prefieren enviar su dinero en su sobre entregado en mano a un conductor de autobús que confiarlo a una caja, banco o entidad financiera. El problema es que una parte de capitales que circulan en la Unión Europea "lo hace en autobús literalmente".

En 2007 pudieron salir de España remesas informales por un valor de 1.600 millones de euros mientras que los envíos formales alcanzaron los 8.135 millones de euros.

Sin derechos como consumidores

Moré subraya que, para los inmigrantes, las remesas informales son la forma más peligrosa de "no integración" porque "abdican de sus derechos como consumidores y se ponen en manos de mafias financieras". Se arriesgan a perder el dinero pero también se automarginan y carecen de un historial financiero que en el futuro les permitiría acceder a un crédito.

La incidencia de los envíos informales de dinero es mayor en las grandes ciudades, puesto que en las urbes se concentra un número suficientemente grande de inmigrantes que permiten establecer redes informales de transferencia.

Los venezolanos son los que más usan las remesas informales que suponen el 70% de sus envíos seguidos por los ucranianos que las emplean la mitad de las veces. Aunque, en general, los inmigrantes se han visto más afectados por la crisis económica y cada vez les resulta más díficil ahorrar dinero para enviar a sus familias.

Autotransporte de fondos

Por el volumen de fondos, la cuantía más importante de los envíos informales se destina a Marruecos, seguido de Rumanía, Portugal y Brasil. En el caso de los marroquíes y portugueses, la cercanía permite a los inmigrantes el autotransporte de fondos y viajar con regularidad entre España y sus países de origen.

Los rumanos parecen optar por las vías informales porque pese a que las remesas se pagan en euros no son las más baratas. Enviar dinero a Ecuador tiene un coste medio del 5,7%, a Colombia del 5,8% y a Bolivia del 5,9%, mientras que para Rumanía la comisión es del 6,8% y del 7,1% en el caso de Marruecos.

Las transferencias por medio de internet "no parece ser un método muy exitoso", según Moré, porque no existe oferta autóctona ya que este tipo de páginas web requiere tarjetas de crédito que "son raras entre los inmigrantes".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente