Enlaces accesibilidad

Amnistía Internacional denuncia que Haidar vive bajo "vigilancia constante" desde hace un mes

  • Haidar sufre anemia y úlcera de estómago tras el mes de huelga de hambre
  • Amnistía pide a las autoridades marroquíes que le dejen recibir visitas

Ver también: Cronología / Preguntas y respuestas

Por
Aminatu Haidar recibe la visita del doctor Guzman Pérez en su casa
Aminatu Haidar recibe la visita del doctor Guzman Pérez en su casa. REUTERS REUTERS

Amnistía Internacional (AI) denuncia que la activista saharaui Aminatu Haidar se encuentra "bajo vigilancia constante" desde hace un mes, cuando las autoridades marroquíes le permitieron regresar a El Aaiún.

A Haidar no se le permite recibir visitas ni reanudar sus actividades en favor de los Derechos Humanos. AI añade que la activista "está mal de salud, pues padece anemia y úlcera de estómago", y se está recuperando "muy despacio de los efectos de la huelga de hambre".

Haidar, treinta y dos días en huelga de hambre



En un comunicado la ONG apunta que "hay agentes de policía y de otras fuerzas de seguridad apostados día y noche cerca de su casa". "La siguen siempre  que sale. Echan a los simpatizantes y periodistas extranjeros que intentan verla".

Hay agentes de policía apostados día y noche cerca de su casa

"También se ha hostigado e intimidado a familiares, amigos y simpatizantes suyos del Sáhara Occidental y otras partes de Marruecos, algunos de los cuales han sido agredidos, según informes, al intentar ir a visitarla", asegura Amnistía.

Varios han sido "detenidos e interrogados por agentes de seguridad, incluidos agentes de la Dirección de Vigilancia del Territorio (DST)" y a otros "se les ha dado el alto y se les ha ordenado presentarse en una comisaría de Policía", donde los han tenido detenidos durante varias horas y los han interrogado antes de dejarlos marchar, según AI.

Un mes en huelga de hambre

Aminatu Haidar regresó a su casa el 17 de diciembre por la noche, tras un mes en huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote en protesta por su expulsión de Marruecos el 14 de noviembre por haber especificado en su tarjeta de embarque que vivía en Sáhara Occidental, territorio que Marruecos se anexionó en 1975, en vez de en "Sáhara marroquí" y por haber dejado en blanco la pregunta sobre su nacionalidad.

Amnistía Internacional ha movilizado a "decenas de miles" de miembros de su Red de Acciones Urgentes para que escriban al primer ministro y al ministro del Interior marroquíes, a fin de exigirles que permitan a Haidar viajar libremente tanto por Marruecos y el Sáhara Occidental como al extranjero.

Ha reclamado a los responsables del Gobierno marroquí que garanticen que otros saharauis defensores de los Derechos Humanos, en particular los amigos, colegas y simpatizantes de Haidar, pueden ir a visitarla sin temor a sufrir hostigamiento ni intimidaciones.

También piden que garanticen que Haidar y todos los defensores y defensoras de los Derechos Humanos "pueden ejercer su derecho a la libertad de expresión, reunión y asociación sin temor a sufrir represalias".

Noticias

anterior siguiente